Cabeza logo

header ads

Sacerdote es nuevamente agredido

Sacerdote es nuevamente agredido por policías en Nicaragua.
Redacción ACI Prensa

14 de febrero de 2019
El P. Edwin Román Calderón, párroco de la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya (Nicaragua) fue retenido y luego agredido físicamente por efectivos de la Policía Nacional el 13 de febrero en la noche.

El párroco se dirigía en su vehículo desde Catarina hacia Masaya, cuando fue detenido durante media hora por los policías.

“Me dijeron: por fin te agarramos” y procedieron a revisarlo, relató este jueves a El Nuevo Diario. “Reclamé y empecé a tomarles fotos, les dije que llamaría a los medios de comunicación; entonces intentaron quitarme el celular y me golpearon en el rostro”, denunció.

Este hecho fue condenado por la Arquidiócesis de Managua en un comunicado difundido en las redes sociales de la Iglesia en Nicaragua.

“Esta situación pone en evidencia la falta de un ambiente de paz y se suma a otros actos que no contribuyen a un camino de concordia social. Ante esta y otras expresiones de intolerancia urge retomar el respeto al derecho de la persona humana en nuestra patria”, señaló el Arzobispado, que denunció la existencia de una represión gubernamental en el país, pero sobre todo en Masaya.

El P. Román advirtió a la policía que no necesitan buscarlo porque saben que vive en la iglesia San Miguel y enfatizó que seguirá “junto al pueblo sufrido de Nicaragua”.

“A mí nadie me va a callar, aunque me digan que me van a dar un balazo en la cabeza, seguiré del lado del pueblo de Masaya”, afirmó el sacerdote.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), calificó este hecho como “un acto de represión y violación a los derechos humanos”.

@AnpdhOficial condena la retención y agresión sufrida por el padre Edwin Román, párroco de la iglesia San Miguel de Masaya. Este es un acto de represión y violación de derechos humanos más  por parte de la policía y el gobierno Ortega-Murillo.@leiva_sanchez

Esta agresión se suma a la lista de ataques y amenazas que recibió el párroco de parte de los simpatizantes del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

El pasado 9 de septiembre el P. Román fue agredido por el comisionado Ramón Avellán, subdirector de la Policía Nacional, junto con varios policías y simpatizantes de Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido de Ortega.

Ese día el sacerdote celebraba una Eucaristía, sin embargo esta era interrumpida por el alto volumen de una música del partido de Gobierno. El P. Román salió a decirles que bajen el volumen, pero fue empujado por el comisionado Avellán e insultado por los simpatizantes del régimen.

Otro suceso ocurrió fue el 9 de julio en Diriamba, donde junto con otros religiosos fue agredido por turbas sandinistas.

El P. Román habilitó un puesto médico en la casa cural de la parroquia San Miguel, donde atiende a decenas de heridos a causa de los enfrentamientos de fuerzas policiales contra los opositores del actual Gobierno.

También actuó como mediador junto a activistas de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) en la liberación de presos.

Por ello es considerado una figura destacada en la ciudad de Masaya.

A raíz de estos hechos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), solicitó que se “respete la vida e integridad” del sacerdote.

Publicar un comentario

0 Comentarios