Cabeza logo

header ads

INE justifica asunción de elección en Puebla

Uno de los propósitos del Sistema Nacional de Elecciones fue estandarizar las condiciones de la competencia electoral y garantizar condiciones de imparcialidad en todos los ámbitos políticos del país.

Para lograrlo, la Reforma de 2014 estableció un conjunto de atribuciones especiales que permiten que este Instituto Nacional Electoral, como instancia rectora de dicho sistema asuma una parte, o incluso, la totalidad de las actividades que implica organizar una elección local.

La estandarización de los comicios locales ha sido, en consecuencia, uno de los grandes ejes de trabajo colaborativo del INE y los Institutos Electorales Locales. Así, hemos diseñado diversos mecanismos de seguimiento permanente, no sólo para estar informados, sino para apoyar a los OPLES en el cumplimiento de sus responsabilidades, y elaboramos un Reglamento de Elecciones que desde 2017 sirve de guía normativa para que las contiendas locales transcurran en condiciones similares a las que se dan en nivel federal.

Pero una cosa es clara, son los OPLES, en última instancia, quienes aplican las normas y llevan a cabo las funciones de arbitraje de la competencia electoral en las entidades, tal como lo define el diseño constitucional. De ahí que las atribuciones especiales que la ley le confirió al INE únicamente se han ejercido en casos extraordinarios; en el caso del Proyecto de Acuerdo que está a nuestra consideración, la propuesta de asunción tiene su origen en tres aspectos que justifican esa extraordinariedad la que he hecho referencia.

En primer lugar, la situación de excepción generada por el lamentable fallecimiento de la Gobernadora constitucional del estado de Puebla; en segundo lugar, el clima de tensión política que se vive en dicha entidad, tensión que, por cierto, se mantuvo después de la Jornada Electoral, es decir, no fue parte solamente de la naturaleza misma de contiendas electorales que se realizan en contextos disputados como los que existen, vista la pluralidad política del país, sino que también, trascendió ese clima de tensión, incluso en las impugnaciones que en su momento resolvió el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Y, en tercer lugar, el exhorto que por unanimidad plantearon las fuerzas políticas representadas en el Congreso de esa entidad, para que sea el INE la autoridad que lleve a cabo el proceso electoral extraordinario, para elegir a quien sucederá a la gobernadora fallecida en el cargo.

Desde mi perspectiva, ni el recuento, ni el ejercicio de los derechos de impugnación de las fuerzas políticas ante los tribunales lograron lamentablemente zanjar la confrontación política en esa entidad. Más aun, las diferencias entre los contendientes y el clima de polarización política y social dieron lugar a hechos aislados de violencia realizados durante la Jornada Electoral, hechos aislados, insisto, pero que incluso, se ventilaron en las impugnaciones de las elecciones pasadas.

Dichos factores, así como algunas deficiencias en la cadena de custodia de los paquetes electorales, que a juicio de la máxima instancia jurisdiccional no pusieron en riesgo la validez de la elección anterior, motivaron a que, tanto el Partido Acción Nacional como MORENA, solicitaran por escrito que el INE atrajera totalmente la organización de esas elecciones.

Para las consejeras y consejeros del Instituto Nacional Electoral que han propuesto a este Consejo General la asunción total de dichas elecciones extraordinarias, el contexto político y social de la entidad exige que la contienda se organice con los mayores estándares de eficiencia organizativa, con la finalidad de asegurar en todo momento y en todas las etapas del Proceso Electoral, que la competencia democrática transcurrirá con pleno apego a los principios constitucionales de la función electoral.

Se trata, para decirlo en breve, que el estricto apego a los principios constitucionales de certeza, imparcialidad y legalidad por parte del Instituto Nacional Electoral, que han sido reiteradas una y otra ocasión, contribuye a la función civilizatoria que deben tener las elecciones en los contextos democráticos.

La confianza que han externado, tanto la sociedad como los actores políticos en el estado de Puebla, para que el INE asuma las elecciones extraordinarias de dicha entidad, me parece que debemos interpretarlo como un reconocimiento al papel que este Instituto, como ancla de estabilidad política del país y como una contribución más a la transparencia y legalidad que esta institución le ha dado a la vida democrática del mismo tiene.

 Me importa subrayar que, con ese acuerdo, con este acuerdo, las y los consejeros electorales no estamos cuestionando ni la capacidad técnica del Instituto Electoral del Estado de Puebla, ni el desarrollo de las anteriores elecciones.

Lo que estamos planteando con este proyecto es ejercer la facultad de asunción total establecida en la Constitución y en la ley, para prevenir que, ante un nuevo escenario de alta competencia electoral y el encono prevaleciente en la entidad, se impida el buen desarrollo de la nueva elección y se termine por cuestionar la gobernabilidad democrática que deben generar las contiendas libres, equitativas y transparentes, y que con ello eventualmente pueda verse alterada en el futuro la paz pública en el estado de Puebla.

Es importante señalar que, de aprobarse la asunción total en la elección extraordinaria que se tiene que llevar a cabo, se realizarán todas las etapas de un proceso electoral ordinario, aunque como ya se ha mencionado tanto por el Secretario Ejecutivo como por el Consejero Baños, en un tiempo mucho más reducido; es decir, las actividades que se realizan normalmente en nueve meses, aquí se realizarán en cuatro.

Pero la reducción del plazo no significa que se soslayara ni la legalidad, ni la calidad de cada una de las actividades previstas por las normas, por eso el acuerdo que se propone y los que le seguirán en la sesión de hoy.

Habrá nueva insaculación y capacitación para funcionarios de las mesas directivas de casilla, habrá precampañas, campañas, debates; se actualizará la Lista Nominal, se realizarán las actividades de Conteo Rápido y del Programa de Resultados Electorales Preliminares, programas que serán diseñados íntegramente por este Instituto.

Los partidos tendrán acceso a las prerrogativas que las leyes confieren y cada peso que se invierta será puntualmente fiscalizado de manera rigurosa por esta autoridad electoral.

Es importante subrayar que debido a la situación financiera en la que lamentablemente se encuentra esta institución, en 2019, firmaremos un convenio con el Instituto Electoral del estado para que se proporcione a esta institución la totalidad de los recursos necesarios para realizar las elecciones extraordinarias. Y desde aquí agradezco la responsabilidad, de nueva cuenta, que en el Congreso del estado de Puebla se tuvo para generar en el presupuesto de este año fiscal, los recursos necesarios para que dichas elecciones se lleven a cabo.

Compañeras y compañeros del Instituto, sé que atraer la organización total de la elección de Puebla implica una carga adicional de trabajo para cada integrante de esta autoridad electoral en los distritos, en las juntas locales, en las oficinas centrales.

Sé también que será una contienda difícil ante el encono social que se heredó del Proceso Electoral Ordinario 2018 en el estado de Puebla, pero justo para momentos críticos, derivados de la competencia democrática, como los que se viven en dicha entidad, es que se ha confeccionado el andamiaje de nuestra democracia y para lo que fue creado el Instituto Nacional Electoral.

Estoy convencido que aprobar este proyecto de acuerdo es una forma de contribuir a la gobernabilidad democrática y, además, de ratificar que la mejor forma de apoyar la estabilidad de un régimen democrático, es asegurando que la disputa por los poderes públicos se dé comicios libres, transparentes y equitativos.

Versión estenográfica de la intervención del Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova, en el punto 1 de la Sesión Extraordinaria Urgente del 06 de febrero de 2019, en el que se ejerce Asunción total para llevar a cabo los Procesos Electorales Locales Extraordinarios 2019 en el estado de Puebla

-o0o-

Publicar un comentario

0 Comentarios