Cabeza logo

header ads

Destituyen a juez por corrupción

El juez de Distrito del estado de Veracruz Anuar González Hemadi fue destituido este miércoles “por corrupción, actuar en contra de constancias y errores inexcusables en un caso de pederastia”, informó el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

 Jueves, Febrero 21, 2019
.
González Hemadi fue el juez que otorgó un amparo a Diego Cruz, uno de los cuatro acusados de abuso sexual contra una joven en Veracruz, en enero de 2015.

En marzo de 2017, Anuar González resolvió que aunque Diego Cruz reconoció que sí tocó a la joven, no tenía “la intención” de llegar a la cópula con ella, por lo que le otorgó un amparo contra la orden de aprehensión que tenía.

Daphne, abusada por cuatro jóvenes en el 2015 dio origen al caso de Los Porkys de Veracruz: Jorge Cotaita, prófugo; Enrique Capitaine, preso en el Penal de Amatlán de los Reyes, en espera de sentencia; Gerardo R, libre y sin cargo alguno, pues a él sí le creyeron que sólo miró los hechos, como si eso no lo hiciera cómplice e igual de responsable; y Diego Cruz, extraditado a México tras su detención en Madrid un año después de la agresión.

En abril de 2017, el entonces juez Anuar González Hemadi, le concedió un amparo y le dio la libertad. Concluyó que sí, Diego tocó sin consentimiento a la joven, pero esta acción no daba la certeza de que quería tener relaciones sexuales con ella, así que no valía la acusación por pederastia. Diego salió, sigue libre, sin castigo. La decisión fue cuestionada, dentro y fuera del círculo legal.

¿Cómo la palabra del agresor valía más que la de la víctima? A raíz de esto, el Consejo de la Judicatura Federal lo suspendió para iniciar una indagatoria. Dos años después, la investigación sobre el actuar de González Hemadi terminó y hubo resolución: fue destituido por incurrir en corrupción, actuar “en contra de constancias” y cometer errores inexcusables para otorgar el amparo a Diego Cruz.

Habrá sido una gran noticia para la defensa de Daphne. Sin duda, pero es también una gran noticia para la justicia en nuestro país. No sólo la destitución de un elemento del Poder Judicial que lejos estaba de ejercer con integridad, sino de la política que está detrás de este tipo de decisiones.

En el comunicado donde se informó la resolución, la sentencia fue tajante: “La responsabilidad de los juzgadores es máxima y esencialmente social. Las decisiones jurisdiccionales deben ser siempre instrumentos que impacten positivamente en las personas y generen un cambio social mediante sus precedentes, jamás estar sujetas a intereses particulares o económicos...”.

Y justo este camino de rectitud, de cero tolerancia y combate a la corrupción que se ejerce ahora desde el Poder Judicial, es una de las batallas por las que siempre peleó el ministro Arturo Zaldívar, quien hoy preside la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Lo sucedido con el ahora juez destituido, abre la puerta para que miles de víctimas se sientan mejor acompañadas en la búsqueda de justicia. Y este será, acaso, el primero de muchos pasos hacia adelante para generar un sistema fuerte, sólido, con la credibilidad que sólo estas acciones pueden acreditar. Gran paso el dado en el Poder Judicial.






Publicar un comentario

0 Comentarios