Cabeza logo

header ads

Con AMLO terminará el derroche presupuestal

 El 7 de diciembre de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que acabará con el excesivo derroche presupuestal dedicado a mantener a un gobierno que está además ensimismado y lamentó lamentó la proliferación de órganos autónomos de dudosa eficiencia y probidad. El mandatario fue especialmente severo en sus juicios hacia las oficinas creadas a partir de la reforma energética porque –consideró– surgieron como hongos después de la lluvia y absorben muy altos presupuestos y salarios para los funcionarios de primer nivel.

Sin embargo no desaparecerá el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), sin embargo los conminó a realizar un esfuerzo de austeridad para reducir los altos salarios que ahí se pagan. El costo para el erario del órgano autónomo es de mil millones de pesos anuales, creado para reducir la corrupción. Al contrario, la corrupción creció como nunca. entre 2002 y 2003, la primera decisión que toma [el Inai] es mantener bajo reserva, oculta, la información sobre la condonación de impuestos que hizo el gobierno federal a grandes contribuyentes, que por cierto ese plazo se vence ahora en 2019. Y otro elemento de su desconfianza está en una de sus recientes de determinaciones para mantener en secreto el caso Odebrecht.

Otro organismo con alto presupuesto y despilfarro es el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (Inee) con mil 500 millones de pesos anuales.

El colmo de los excesos es el hecho de que con dinero público se pagan las fianzas de funcionarios por si cometen un delito.

Para los servidores públicos del nuevo régimen se acabaron los vehículos de lujo, aviones, helicópteros, de viáticos para comidas en restaurantes de lujo, vino, viajes al extranjero sin límites, asesores al por mayor y hasta ‘bonos por fatiga’”, como existía antes.

De los órganos por desaparecer se encuentra el Consejo para el Fomento al Turismo (Fonatur), cuyos recursos se destinarán para la construcción del Tren Maya. Para el presidente de la república, los recursos de ese fondo se manejaban de manera discrecional e incluso se entregaba a ciertos medios como pago de publicidad.

Publicar un comentario

0 Comentarios