domingo, 9 de diciembre de 2018

Antidemocrática la decisión del TEPJF

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró “antidemocrática” la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de ratificar a Martha Erika Alonso Hidalgo como gobernadora de Puebla.

En una breve entrevista este domingo, manifestó que acepta el fallo del órgano jurisdiccional, pese a que como ciudadano está inconforme, debido a que el proceso electoral de Puebla no fue “limpio ni libre”.

“Fue una decisión equivocada, diría antidemocrática, pero se tiene que acatar porque ya hay estado de derecho, que no había en el país. Hay que acatar la decisión del tribunal, aunque no dejo de expresar mi inconformidad como ciudadano porque no fue una elección limpia ni libre, sin embargo, dicho lo anterior, sostengo que hay que respetar el fallo del tribunal porque es la autoridad y tenemos que actuar con institucionalidad y demostrar que somos respetuosos del estado de derecho”, declaró.

Al preguntarle si va a trabajar en equipo con la nueva gobernadora, expuso que sí porque la mayoría de los ciudadanos votaron por un cambio verdadero. “Además, la gente no tiene la culpa de los fraudes electorales. Vamos a seguir adelante para que haya una auténtica, una verdadera democracia”, agregó.

Este sábado, la Sala Superior del TEPJF ratificó a Martha Erika Alonso Hidalgo como gobernadora con los votos de los magistrados Indalfer Infante Gonzáles, Reyes Rodríguez Mondragón, Felipe de la Mata Pizaña y de la presidenta Janine Otálora Malassis.

En contraste, los magistrados Mónica Aralí Soto Fregoso y Felipe Alfredo Fuentes Barrera respaldaron el proyecto de José Luis Vargas Valdez, quien propuso la nulidad de la elección y revocar la constancia de mayoría como gobernadora electa a Alonso Hidalgo.

Durante la sesión y cuando sólo faltaba que la presidenta de la Sala Superior emitiera su voto, Vargas Valdez denunció una estrategia dilatoria por parte de sus compañeros para retrasar la sesión para resolver las impugnaciones presentadas por Morena y Luis Miguel Barbosa Huerta.

El pasado domingo 2 de diciembre, Vargas Valdez difundió su proyecto de sentencia, lo que generó descalificaciones por parte de Alonso Hidalgo y las dirigencias nacionales del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, quienes acusaron que la decisión del magistrado violó disposiciones legales y desconocieron el proceso de “justicia abierta”.

Incluso, la panista señaló que se cometía violencia política por razón de género en su contra y acusó al gobierno federal, a través de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de ejercer presiones para retirarle a Acción Nacional la gubernatura de Puebla.

Ante la estrategia del PAN y sus aliados, Luis Miguel Barbosa Huerta expresó que se estaba dando un “chantaje político” por parte de Rafael Moreno Valle para frenar la nulidad de la elección, y pese señalar que conocía los ofrecimientos hacia los magistrados, no reveló qué tipo de canonjías prometió el ex gobernador.

Tras conocer el fallo de este sábado, Barbosa Huerta expresó que el voto de los cuatros magistrados que ratificaron a Alonso Hidalgo fue parte de “acuerdos políticos e influencias de toda índole”, sin que hubiera resistencia a las presiones de Moreno Valle.

Cortés asegura que fallo beneficia a su dirigencia

Mientras la presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, indicó que existen pruebas del fraude electoral en Puebla, el líder del PAN, Marko Cortés Mendoza consideró que el fallo del TEPJF es un buen inicio para su periodo al frente del partido.

En Twitter, la líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) retomó parte de las consideraciones hechas por el magistrado Vargas Valdez respecto al resguardo y manipulación que se hizo de la paquetería desde la bodega a cargo del Instituto Electoral del Estado (IEE).

No hay comentarios:

Publicar un comentario