Cabeza logo

header ads

En el PRI un Cacique y antiguo porro

Ante la caída de 30 por ciento de las prerrogativas que enfrenta el PRI poblano, el presidente del partido Javier Cacique Zárate ha echado mano de dos estrategia para obtener fondos que le permita pagar la nómina mensual priista: por un lado, desató una campaña de terrorismo laboral, consistente en despedir a trabajadores que tienen una larga antigüedad en el tricolor y sacarlos violentamente de las instalaciones del Comité Directivo Estatal, utilizando las mismas formas que empleaba en sus años de porro universitario.

Y la segunda, mandó al nuevo secretario de Organización del PRI, Néstor Camarillo, a visitar a cada uno de los alcaldes priistas para exigirles que deben dar fuertes aportes al partido, si es que no quieren perder su militancia tricolor.

Fermín Alejandro García

Publicar un comentario

0 Comentarios