Cabeza logo

header ads

Senado aprobó nuevos superdelegados

El Senado de la República aprobó en lo general la ley que permitirá que el presidente pueda crear y nombrar a los llamados superdelegados.

Los delegados estatales serán 32 y sustituirán a las delegaciones federal. Los funcionarios federales se comunicarán de forma directa con los gobiernos estatales y podrán hacer acuerdos con los secretarios.

Para cumplir con su función, los superdelegados tendrán a su cargo a 264 delegados regionales, y en promedio habrá 8 delegados regionales por cada estado.

Con la nueva Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, el presidente podrá legislar con comisiones consultivas y crea la Secretaría de Seguridad.

La modificación fue aprobada con 72 votos a favor y 46 en contra y los opositores acusaron que con los cambios lo que se aprueba es que se debilite a la Secretaría de Gobernación, porque se le quita el control de la seguridad y se desaparece el Cisen.

Los partidos de oposición indicaron que con las reformas no sólo se debilitan las instituciones, sino que se le otorgan más funciones a la presidencia de la república. Cristóbal Arias, senador de Morena y presidente de la Comisión de Gobernación, afirmó que el presidente se apoyará en las instituciones para conducir las políticas nacionales.

Indicó que el presidente encabezará el gabinete y que la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Seguridad, la Sedena, la Semar y el Fiscal General de la República, formarán la estructura gubernamental. En la unidad de mando, la visión común, la preeminencia del carácter civil y el compromiso de respeto irrestricto a los derechos humanos y las libertades sociales”.

El legislador afirmó que las modificaciones a 27 artículos de la ley son viables y necesarias para conformar la nueva estructura de la Administración Pública Federal. Explicó que con la nueva normatividad se responderá a los reclamos y demandas de seguridad, la justicia y el bienestar económico y social.

Gobernadores se oponen a reforma de la Administración Pública Federal
Viernes, Noviembre 23, 2018

Gobernadores panistas exigieron que Andrés Manuel López Obrador respete el federalismo para que el Estado garantice los derechos de los ciudadanos.

“(Es) el punto de partida para que el Estado mexicano construya capacidades suficientes y eficaces para garantizar los derechos de las personas”.

Los mandatarios estatales reconocieron que se enfrentarán desafíos en materia de seguridad y el tema hacendario.

En una carta, los gobernadores panistas indicaron que la condición esencial de funcionamiento de un Estado federal es la coordinación entre los órdenes de gobierno y afirmaron que están dispuestos a colaborar para construir instituciones sólidas.

“Construir con el nuevo gobierno instituciones sólidas y políticas públicas para erradicar la corrupción, mitigar la desigualdad y restaurar la convivencia pacífica en nuestras comunidades”.

Los gobernadores panistas rechazaron la creación de los llamados superdelegados que sustituirán a las delegaciones federales.

Explicaron que su disposición a colaborar no significa que se vayan a subordinar al próximo gobierno.

“Incluyendo a las autoridades legítimas y legalmente elegidas para gobernar. Nos sorprende la intención de supeditar el mecanismo de coordinación a la figura de los llamados Coordinadores Estatales del gobierno federal, y colocar a los gobernadores y fiscales de los estados como meros invitados”.

“Ese desdén es inaceptable para nosotros, porque no sólo pone en riesgo estos objetivos, sino resulta inconcebible una solución de fondo al problema de la inseguridad y la delincuencia en el país, sin la concurrencia efectiva de los gobiernos estatales”.

Pidieron que el problema de la inseguridad se enfrente de manera institucional y que la estrategia no tenga fines electorales.

“La colaboración en materia de seguridad debe ser abordada bajo una óptica estrictamente institucional, blindarla de componentes y fines político-electorales, para hacerla un campo de neutralidad política que eleve la mirada por encima de diferencias ideológicas”.

“No podemos pedir más a las fuerzas armadas de manera indeterminada, si de la mano no trazamos una ruta de mejora de las policías civiles federales y, especialmente, estatales y municipales”.

“Reiteramos, sin reserva alguna, nuestro respeto, reconocimiento y gratitud a nuestras fuerzas armadas, nuestra voluntad de diálogo y colaboración con el nuevo titular del Ejecutivo por el bien de México, como corresponde a una democracia que aspira a consolidarse con el esfuerzo de todos”.

La carta la firmaron los gobernadores de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Nayarit, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán.

Publicar un comentario

0 Comentarios