miércoles, 14 de marzo de 2018

Imparable la rebelión morenista

14 de marzo de 2018
Un grupo de militantes de Morena en el municipio de Zacatlán denunció que la dirigencia estatal del partido, encabezada por Gabriel Biestro Medinilla, cobró a los aspirantes a la alcaldía 48 mil pesos para la realización de una encuesta fantasma.

A través de un comunicado, los integrantes del partido dijeron que los aspirantes a candidatos, Ignacio Cázares, Juan Carlos Becerra Barranco, Federico Cano y Yibran Farjat Mourad pagaron 12 mil pesos cada uno a Pablo Salazar Vicentillo, consejero estatal de Morena y delegado del partido en la región de Cholula, para financiar el sondeo.

La suma se entregó el 28 de febrero y, cuatro días después, la dirigencia estatal notificó que Farjat Mourad resultó ganador de la encuesta. Para los inconformes, el sondeo se trató de una “farsa montada” para imponer a un candidato ligado al ex priista Alejandro Armenta Mier, candidato a la primera fórmula del Senado de la República.

Los militantes de Morena exigieron a Biestro Medinilla la reposición del proceso, dado que, hasta ahora, se ha probado que “el dedazo es la práctica para la elección interna de los candidatos”.

Esta es la segunda denuncia que involucra directamente a Salazar Vicentillo en el cobro de encuestas supuestamente hechizas.

En días recientes, el activista Adán Xicale Huitle indicó que el delegado del CEE en Cholula también pidió dinero a los militantes de Zautla y Cuautlancingo para la realización de dos encuestas que, sin embargo, no se realizaron.

Según versiones periodísticas, cada aspirante a la presidencia municipal de Cuautlancingo habría pagado 17 mil 500 pesos para financiar el sondeo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario