jueves, 28 de septiembre de 2017

Fraudes famosos: Frank Abagnale

Sorprendente defraudador financiero


Este caso sucedió en la década de los 60 y se llevó al cine con éxito en la película 'Atrápame si puedes'. Frank William Abagnale comenzó como embaucador con un fraude que consistió en escribir cheques falsos de su propia cuenta sobregirada.

Obtuvo más de 40.000 dólares imprimiendo su número de cuenta en una ficha de depósito en blanco y la colocaba dentro de un montón de fichas reales en el banco. En cinco años tuvo ocho identidades distintas.

Una de las más recordadas es cuando durante un período de dos años se hizo pasar como piloto de la aerolínea PanAm para sacar vuelos gratis alrededor del mundo. Tal como sucede en el filme, después se hizo pasar por un pediatra en un hospital en Georgia. Tenía un diploma de leyes falso de Harvard y así pasó el examen para obtener el trabajo de en la Procuraduría General del estado de Lousiana (E.U.).



Tras ser puesto en prisión y reincorporarse a la sociedad, en la actualidad tiene una compañía que se llama 'Abagnale y Asociados', especializada en consultorías sobre fraudes financieros.

La historia de Frank
Frank William Abagnale, Jr. (Bronxville, 27 de abril de 1948) es el director de Abagnale and Associates, compañía financiera de consultas de fraudes. Durante cinco años en la década de 1960, en su adolescencia, fue un falsificador de cheques e impostor. La historia de su vida fue la inspiración para la creación de la película Atrápame si puedes, dirigida por Steven Spielberg y basada en su biografía, escrita con el mismo nombre. En dicha película el propio Frank Abagnale Jr. aparece como el policía francés que captura a Leonardo Di Caprio

En sólo cinco años trabajó con ocho identidades diferentes —aunque utilizó también otros métodos para cobrar cheques— y pasó cheques falsos por un valor total de 2,5 millones de dólares en 26 países.1​

Infancia y familia
Durante su adolescencia en Nueva York, Frank aprendió a conseguir dinero fácil; deseaba demostrarle a su padre cuán lejos podía llegar en la vida. Cuando su padre le regaló su primer automóvil usado, también lo convenció de que le prestara su tarjeta de crédito para adquirir repuestos. Con ella compró piezas que vendió más tarde a mayor precio al dueño de un taller para tener dinero en efectivo, hasta que su padre lo descubrió. Después aprendió que podía realizar fraudes bancarios de varias formas sin que nadie se percatara. Empezó a falsificar cheques; en un principio abrió varias cuentas de banco a su nombre.

Delitos cometidos
Estos no fueron los únicos tipos de actos ilícitos que realizó, pues también adquirió personalidades falsas ejerciendo ilegalmente como médico, como copiloto de Pan Am, como abogado, como agente del Servicio Secreto y otros. Durante dos años Abagnale fingió ser un piloto de la agencia aérea Pan Am bajo el nombre de Frank Taylor, un empleado de cortesía que necesitaba trasladarse de un país a otro. Lo logró gracias a que había obtenido un uniforme y falsificado la identificación de Pan Am.

Como médico pediatra
Poco a poco fue adoptando la personalidad de Frank Conners, un pediatra del hospital de Georgia, para lo que obtuvo identificaciones falsas y durante once meses “ejerció” la medicina hasta que decidió abandonar esta práctica cuando puso en riesgo la vida de un bebé.

Como abogado
Apenas a la edad de 19 años fingió ser el abogado Robert Black, graduado de la Universidad de Harvard. Ejerció la abogacía durante varios meses. Durante sus primeros fraudes fue perseguido por el agente del FBI Joseph Shea, de quien se escapó en repetidas ocasiones hasta que finalmente el agente lo capturó en Francia. Antes de cumplir 20 años Abagnale había cometido fraudes por valor de 2,5 millones de dólares.

Arresto en Francia
Reclamado por una docena de países en los que había cometido delitos, estuvo preso temporalmente en Perpiñán (Francia); en Malmö (Suecia) y luego cinco años en los Estados Unidos, en la prisión federal de Petersburg (Virginia), condenado bajo los cargos de suplantación de identidad, fraude, falsificación documental, ejercicio ilegal de profesiones, robo de bancos y otros.

Colaboración con el gobierno contra el fraude
El gobierno norteamericano le ofreció salir de prisión a cambio de colaborar en la lucha contra el fraude. Ha escrito varios libros y se hizo millonario al instalar una consultora especializada en la detección de fraudes económicos. Aparte de esto, Frank ha sido el diseñador de muchos de los cheques antirrobo más seguros que se usan actualmente en todo el mundo.

Referencias
Volver arriba ↑ http://www.abagnale.com/comments.htm


Fraudes inmobiliarios
Alertan sobre aumento de fraudes inmobiliarios

El empresario inmobiliario Alejandro Jalil García Monreal alertó sobre el aumento de fraudes que se cometen en la renta de casas o departamentos para turistas en este destino de playa, mediante ofertas publicadas en periódicos y la Internet.

En entrevista, Alejandro Jalil García Monreal, empresario inmobiliario, señaló que este tipo de fraudes va en aumento, ya que durante el año pasado se tuvo conocimiento de al menos medio centenar de casos, mientras que en lo que va de este 2015, han rebasado los 50 casos, de los cuales más de la mita se presentaron en el reciente periodo vacacional de semana santa, como lo confirmaron las autoridades locales.
El fraude consiste en que los clientes pagan un deposito por adelantado para garantizar la renta de un inmueble donde piensan vacacionar en este destino de playa, pero al llegar se encuentran con que no existe la casa, departamento o villa que contrataron y mucho menos pueden localizar a quien le pagaron el deposito”.
De acuerdo con datos aportados por la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA), son alrededor de cinco mil habitaciones que se ofrecen como oferta extra hotelera, las cuales además de no estar regulados como servicios de hospedaje, tampoco pagan los impuestos correspondientes debido a que se trata de viviendas particulares que son ofrecidas como alternativas de alojamiento, pero sin la calidad ni las garantías que ofrecen las compañías hoteleras establecidas y al respeto Ignacio Lacunza Magaña, presidente de esta asociación en Acapulco afirmó que:
Nosotros recomendamos a las personas que usan el Internet para rentar un inmueble y vacacionar aquí en Acapulco, que lo hagan con empresas afiliadas a la AMPI, las cuales en sus ofertas de renta tienen el logo de la asociación, y con ello eviten ser víctimas de fraude como les ha sucedido a muchas personas
Lacunza Magaña pidió a la gente que desconfíen de las “ofertas espectaculares” que se ofrecen a través del Internet para la renta de inmuebles en Acapulco, sobre todo porque la gran mayoría de ellas terminan no siendo reales, ya que incluso en el menor de los casos los clientes se pueden encontrar con algo sustancialmente distinto de lo que contrataron mediante fotografías a lo que en realidad es.


Información publicada el 20 de Abril de 2015 / Actualizada el 28 de Septiembre de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario