sábado, 29 de abril de 2017

El diputado Armenta con un pie fuera del PRI

Tras perder sus derechos como militante priista, el diputado federal Alejandro Armenta Mier no descartó sumarse al grupo legislativo de Morena en la Cámara de Diputados.

“Una vez que termine este proceso jurídico interno del partido tomaré la decisión que la Constitución me otorga en plena libertad de incorporarme a un grupo parlamentario o no, puede ser Morena, desde luego, o puede ser cualquier otra fuerza política”, declaró a medios nacionales la tarde de ayer.


También reprochó a César Camacho Quiroz, coordinador del grupo legislativo del PRI en la Cámara de Diputados, haber defendido a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, ex dirigente del tricolor en la Ciudad de México acusado de dirigir una red de prostitución.

En un comunicado, el diputado federal por el distrito de Tepeaca dijo que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI decidió anteayer la suspensión de sus derechos partidistas por haber denunciado un “amasiato” entre la cúpula de su partido y el ex gobernador Rafael Moreno Valle.

En ese sentido, Armenta Mier criticó que Camacho Quiroz se haya lanzado en su contra por haber participado en un acuerdo nacional promovido por Andrés Manuel López Obrador, no así en el caso de Gutiérrez de la Torre, a quien una investigación realizada en 2014 por el equipo de la periodista Carmen Aristegui relacionó con una red de trata de personas con fines de explotación sexual.

“¿Por qué tanto empeño en promover mi expulsión cuando he servido por más de 32 años al partido?, ¿Acaso mis declaraciones incomodan a la cúpula del PRI por sus evidentes nexos con el gobierno panista de Puebla?, ¿Por qué no enjuició así a Cuauhtémoc Gutiérrez, en su momento y optó por defenderlo ante las acusaciones de prostitución y trata de blancas (sic)?”, cuestionó.

“Rechazo al PRI que busca acordar las candidaturas del 2018 desde Casa Puebla”, remató.

El miércoles pasado la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI decidió también la expulsión de José Alarcón Hernández, quien fue uno de los principales estrategas jurídico-electorales del partido e incluso vicecoordinador de apoyo parlamentario de la bancada priista, aunque hoy es representante del partido Compromiso Por Puebla ante el Instituto Electoral del Estado (IEE).

Con la expulsión de Alarcón Hernández y la suspensión de los derechos partidistas de Armenta Mier, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI anuncia que no aceptará presiones “de ningún militante o de militantes a medias”, reconoció la coordinadora del PRI en el Congreso local, Silvia Tanús Osorio.

“Cada quien es responsable de sus actos y hay algunos que han decidido abandonar al partido o irse a trabajar políticamente con otros partidos. Hay algunos que, en ese sentido, ya han definido su historia”, dijo la legisladora priista.

Alarcón Hernández consideró que, efectivamente, con las sanciones determinadas el PRI intentará evitar que más militantes decidan sumarse a otros partidos.

“Entiendo lo que han hecho conmigo, porque están preocupados por detener los desprendimientos y la emigración de muchos priistas a otros partidos. Piensan que haciéndolo así van a asustarnos”, declaró ayer al portal e-consulta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario