martes, 25 de abril de 2017

Colapsa pozo en Cuautlancingo

Cuautlancingo.- Por fallas en el sistema de bombeo y el colapso del pozo El Alto, desde hace un mes se agudizó el desabasto de agua potable en 22 fraccionamientos de la zona alta y del centro de la cabecera municipal.

Hartos por el desabasto, esta mañana, habitantes de 13 fraccionamientos bloquearon alrededor de hora y media la circulación vehicular de la avenida México Puebla, a la altura de la calle Tlaxcala, cerca del periférico ecológico.


La manifestación se retiró después que el director del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Cuautlancingo, Fidel Romero Palacios, ofreció regularizar el servicio en una semana y mientras tanto enviará pipas de agua a los afectados.

El titular del organismo explicó que hace un mes “tronó” el sistema de bombeo del pozo El Alto, por lo que fue cambiado por uno de mayor capacidad. Sin embargo, comenzó a jalar más agua, al igual que lodo, provocando una nueva descompostura de la bomba.

Ahora, tendrá que extraerse, limpiar y cepillar la tubería, además se reparará nuevamente el sistema de bombeo para arrancarlo este fin de semana, calculó Romero Palacios, quien concedió razón a los vecinos molestos, ofreciendo dotar, mientras tanto, a través de pipas, a conjuntos habitacionales como Pilar 1 y 2, Paseos del Pilar, Ipanema, Curitiba, Tribeca, Villas San Antonio, San Charbel, Bosques Real, Mayorca, 12 de Mayo y San José.

Por su parte, Marisol Sosa, vecina afectada, consideró una “burla” la solución temporal del director del Sosapac. “Desde hace tres semanas hemos ido a las oficinas del Sistema Operador y no nos hacen caso. Tuvimos que cerrar la calle para que nos atendieran”, mencionó.

“La semana pasada nos enviaron una pipa y nos llenaron media cisterna en Paseos del Pilar. Pero hay otros fraccionamientos que no les han llevado ni una gota”, lamentó.

“Es una burla la contestación que nos dieron. Solo por la protesta las autoridades vinieron a escuchar nuestras necesidades porque, cuando hemos ido a sus oficinas, nos los encontramos tomando café y desayunando porque la verdad es que les valen nuestros problemas”, añadió.

Acompañada por sus vecinos, exigió el cumplimiento de la promesa de enviar una pipa de agua a cada conjunto habitacional que sufre desabasto porque denunció que hay empresas o particulares que se aprovechan de su situación y venden pipas hasta en 700 pesos. “Saben que nos falta el agua y se paran afuera del fraccionamiento y nos ofrecen sus servicios. Y ni modo, tenemos que contratarlos porque necesitamos el agua para vivir”, dijo con molestia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario