martes, 7 de marzo de 2017

PRI expulsa a Fer Morales, pero éste renuncia antes

2017-03-07
Morales muestra sus misivas de renuncia. / ÁNGEL FLORES
Por Mario Galeana 

Más de un año antes de que el PRI decidiera poner fin a uno de los integrantes de las dinastías históricas dentro de su partido, los Morales, el hilo rojo ya había sido cortado por el lado de su último heredero.

El 15 de enero de 2016 Fernando Morales Martínez renunció al PRI, el partido que lo vio llegar cuando era un muchacho que rozaba acaso la mayoría de edad.


“Renuncio a este organismo político con la tranquilidad que me da el trabajo honesto y comprometido que realicé durante 31 años y agradecido con las oportunidades que me fueron brindadas”, dice el escrito que envió al entonces presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, para poder operar libremente en las regiones de Ciudad Serdán y Zacatlán a favor del hoy gobernador José Antonio Gali Fayad.

No se puede expulsar a quien desde hace mucho se ha ido pero, incluso así, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) tricolor, hoy presidido por Enrique Ochoa Reza, resolvió hace unos días poner fin a la militancia del hijo del ex gobernador Melquiades Morales Flores, quien es recordado por su capacidad de conciliación política.

Para Fernando, los nueve meses que llevó a los tribunales resolver su baja han sido “un juego”. Un juego en el que ha puesto el dedo sobre el eslabón que, hasta ahora, se creía el más fuerte, el más nutrido: el padrón de militantes priistas.

El vástago del ex gobernador sostuvo ayer, en una conferencia de prensa, que esa larga lista con miles y miles de nombres, donde se incluyen tanto a militantes activos como a difuntos, porque sobre el PRI pesan acusaciones de afiliaciones sin consentimiento, en realidad está hueca.

“Yo les aseguro que, desde 2013, más de la mitad ya milita en otro partido. Desde 2013 en que se pulverizaron las alianzas, muchísimos priistas se fueron a otros partidos”, dijo la tarde de ayer.

Para Morales Martínez, quien ha quedado “en ridículo” ha sido el dirigente estatal del PRI y el promotor de su expulsión, Jorge Estefan Chidiac, por desconocer los nombres de los líderes que, desde hace algún tiempo, no figuran dentro del padrón de militantes.

El ex priista, sin embargo, prefirió no hablar sobre lo que representó para su padre su renuncia al PRI, la fuerza que se ha quedado sin herederos que asuman directamente el poder de los hombres que alguna vez gobernaron Puebla. El penúltimo, Juan Pablo Piña Kurczcyn, hijo de Mariano Piña Olaya, hace algún tiempo que cambió de piel y se afilió al PAN.

“Yo ya estoy bastante grandecito. Mi papá es aún un militante distinguido y no tiene nada que ver. Yo ya tengo 47 años”, soltó ayer, rodeado de cámaras, entre sorbos de agua mineralizada.

Diputado federal y dirigente del PRI durante la última elección presidencial, donde obtuvo escaños al Senado y 12 curules en la Cámara de Diputados, Morales auguró que, de no concentrar a todos sus grupos internos, el tricolor en Puebla terminará como la cuarta fuerza política en Puebla para la próxima cita en las urnas.

“Los mismos priistas deben darse cuenta de que el PRI ya no es un partido competitivo. Dicen que no hay ningún muerto hasta que no pongas el último clavo del ataúd, pero si no hay una dirigencia que pueda convocar a todos los grupos políticos, el partido terminará con dos o tres puntos porcentuales”, remató.

Papelito habla

Aunque el pasado viernes trascendió la notificación de expulsión de Fernando Morales del PRI, éste ya había renunciado a la militancia del ex partidazo desde el enero de 2016, como consta en misivas enviadas el entonces líder del partido, Manlio Fabio Beltrones.

FOTO3FOTO2FOTO1

PRI RESPONDE: RENUNCIA DE MORALES ES INVÁLIDA  

En relación a las declaraciones de Fernando Morales Martínez emitidas ayer, el Comité Directivo Estatal del PRI afirmó en un comunicado que la renuncia del funcionario público es inválida; a continuación publicamos los argumentos de dicha institución en el comunicado:

“Es incorrecta la forma en la que Morales Martínez hace valer su renuncia, puesto que como él mismo lo señala, el Artículo 121 del Código de Justicia Partidaria establece que se debe ratificar la solicitud de renuncia, pero omite dolosamente mencionar a los medios de comunicación, que la única instancia facultada para dar trámite a dichas solicitudes es la Comisión Estatal de Justicia Partidaria, tal y como lo establecen los Artículos 120 y 121, de dicha normativa partidista.

“Por esta razón, la supuesta renuncia que presentó, no es válida ya que fue hecha ante una autoridad partidista distinta a la facultada, motivo por el cual no puede dar trámite a la misma en los términos en los que lo solicitó.

“Aunado a lo anterior, Morales Martínez nunca hizo valer dichos escritos en el procedimiento que se instauró en su contra cuando tuvo la oportunidad de hacerlo en su propia contestación.

“Lo que es un hecho es la expulsión de Fernando Morales Martínez por parte de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria que valoró la violación a distintos preceptos jurídicos, lo que derivó en la pluralidad de infracciones que fueron debidamente acreditadas.

“Fernando Morales Martínez traicionó la confianza de miles de priistas poblanos que en su momento creyeron en él, pero que a la luz de la verdad se demostró que nunca estuvo con las causas y principios de nuestro instituto político.

“En la denuncia interpuesta en contra de Morales Martínez en ningún momento se señala su participación de funcionario público como causal de perdida de militancia, solamente se menciona el hecho previo”.

De la Declaratoria de Renuncia

“Artículo 120. Los militantes que renuncien voluntariamente al Partido, deberán hacerlo por escrito dirigido a la Comisión de Justicia Partidaria de la entidad federativa en que radique, solicitando la declaratoria respectiva.

“Artículo 121. La Comisión de Justicia Estatal o del Distrito Federal según corresponda, sustanciará la solicitud, otorgando un término de diez días hábiles para que sea ratificada o retirada. De no comparecer en dicho plazo, se tendrá por no interpuesto el escrito de solicitud de renuncia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario