lunes, 20 de febrero de 2017

Nuevo dirigente del PANAL entre acusaciones y denuncias penales

El sábado pasado, Emilio Salgado Néstor, señalado de doble juego político, asumió la dirección de Nueva alianza en Puebla

Por Serafín Castro 

Sobre Emilio Salgado Néstor pesan acusaciones y denuncias penales de un presunto fraude inmobiliario de hasta 40 millones de pesos cometido en contra de los maestros de la Sección 23 cuando fungió como secretario general de dicha sección en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).


También hay señalamientos de que durante las elecciones pasadas, Salgado Néstor decidió jugar tanto con la candidata del PRI al gobierno del estado, Blanca Alcalá Ruiz, como con el entonces candidato y hoy gobernador Tony Gali, a pesar de que el partido del magisterio, Nueva Alianza (Panal), estuvo en coalición con Acción Nacional.

Así es como Emilio Salgado Néstor llega a la dirigencia estatal de Nueva Alianza, con el objetivo de unificar el voto del magisterio poblano de cara a las elecciones de 2018, luego de que el sábado pasado el ex secretario general de la sección 23 del SNTE fuera elegido como líder del partido turquesa en el estado.

Salgado Néstor es la primera vez que alguien del magisterio que llega a la dirección de dicho instituto político en Puebla. El objetivo de ese movimiento, según columnistas, estaría destinado a limar las asperezas que hay entre las diversas fracciones de los profesores en la entidad.

No obstante, el ex secretario general carga con una trayectoria de desprestigio y señalamientos, por parte de la base magisterial, sobre supuestos fraudes y nepotismo durante su administración.

Como ejemplo está el caso del presunto fraude inmobiliario, el cual llegó hasta la Fiscalía General del Estado (FGE) debido a que los maestros presentaron denuncias en contra de Salgado Néstor, se suma otro relacionado con el nepotismo.

De acuerdo con información del diario Milenio, durante los cuatro años de su gestión el ahora dirigente del Panal logró colocar a 15 de sus familiares dentro de la nómina educativa estatal.

Entre ellos destacan el ascenso que otorgó Salgado Néstor a su esposa Francisca, quien pasó en unos meses de ser profesora a directora de una telesecundaria de Cholula, y de ganar seis mil a casi 14 mil pesos.

El rechazo de la base magisterial hacia el ex dirigente es evidente: durante el desarrollo del congreso para renovar la dirigencia sindical, en diciembre pasado, grupos de manifestantes mostraron su desacuerdo con Salgado Néstor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario