lunes, 18 de julio de 2016

Cantante detenido por promover un vídeo con presunta violencia

2016 0718 | Elementos de la Coordinación Estatal Jalisco detuvieron al cantante Gerardo Ortiz durante los primeros minutos de este domingo, mientras llegaba al Aeropuerto Internacional de Guadalajara.

De acuerdo con el periódico Reforma, pagó 50,000 pesos de fianza para recobrar su libertad, a la espera de que se defina su situación jurídica, al estar acusado de hacer “apología del delito” con uno de sus vídeos.

En una tarjeta informativa, la Comisión Nacional de Seguridad detalló cómo se había dado la detención de Ortiz, tras llegar en un avión proveniente de Culiacán, Sinaloa, e identificarse con un pasaporte de Estados Unidos, en la zona donde se pide el equipaje.

Agentes verificaron entonces que existía una una orden de aprehensión vigente en el estado de Jalisco.

El fiscal estatal, Jesús Eduardo Almaguer Ramírez, informó el pasado 13 de julio que se había solicitado a un juez una orden de aprehensión en contra del intérprete, acusado de apología del delito por un video musical, titulado Fuiste mía.

El video, dijo el funcionario Almaguer, “publicita acciones violentas en contra de las mujeres y motiva el ejercicio de estas acciones”.

Por el video mencionado también hay acción penal en contra de cuatro elementos de la policía de Zapopan, Jalisco. Uno de ellos está detenido y tres más permanecían prófugos.

De acuerdo con la Fiscalía, el vídeo fue grabado sin permiso en una finca de Zapopan, que está asegurada por la Policía Federal al estar vinculada con el Cártel Jalisco Nueva Generación.


Nota:
La apología del delito es un término que se usa frecuentemente en el lenguaje jurídico (habitualmente en el ámbito del derecho penal), y tiene que ver con la defensa a ideologías controversiales. La apología del delito trata de justificar acciones de dudosa legalidad (o ilegales) normalmente mediante el discurso, tratando de hacer comprender que la acción debe realizarse por corresponder a los principios éticos de los que se hacen gala. Es el elogio público de un acto que ha sido declarado criminal. Es considerado un acto instigante indirectamente. La apología (o aprobación) en privado de un delito no constituye un acto ilícito.

En un hecho sin precedentes en materia de impartición de justicia en Jalisco, por primera vez una persona es consignada por realizar “apología del delito” en redes sociales. El indiciado se llama Martín Juárez Campos, de 24 años, quien en su perfil de Facebook se identificaba como M Juárez, comandante del Cártel Jalisco Nueva Generación. 

El joven posteaba continuamente en su perfil, que era seguido por alrededor de 2 mil personas, fotos y videos donde aparecían supuestos miembros de dicha organización criminal portando armas de fuego de grueso calibre.

La Policía cibernética de la Fiscalía del Estado le comenzó a seguir la pista al supuesto sicario gracias a una denuncia ciudadana, y luego de que el día 22 de septiembre, a las 9 de la noche, publicó en su muro: “A toda nuestra gente de Guadalajara sólo les queremos pedir disculpas porque volveremos a hacer que arda en llamas, pero no nos queda de otra más que ponerle un alto al Gobierno, ya que en los últimos meses se ha metido con nuestra empresa. De antemano una disculpa, pero nosotros respetamos a la gente inocente, esto que haremos es sólo para que el Gobierno se dé cuenta que nosotros somos los de los huevos y no dejaremos que nuestro Guadalajara se llene de ratas corrientes”.

Pero éste no fue el único mensaje intimidante en contra de las autoridades que posteó. La semana pasada publicó una imagen de una pistola bañada en oro y con incrustaciones de diamante. La fotografía viene acompañada del siguiente texto: “gracias a mi patrón ‘El Mencho’ por el regalo”, haciendo alusión a su supuesta relación criminal con Nemesio Oseguera Cervantes, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Con estos elementos, el agente del Ministerio Público solicitó al Juez Cuarto en Materia Penal una orden de cateo para detener al presunto delincuente. Fue así, como el pasado sábado agentes de la Fiscalía General capturaron a Juárez en su domicilio de la calle Isla Salomón, en la colonia Jardines 
de San José.

Dicho sujeto negó ser integrante de la organización criminal, y en su declaración ministerial dijo que posteó las fotos para sentirse importante y porque le gusta todo lo relacionado con el crimen organizado. Ahora Martín Juárez Campos tendrá que enfrentar a la justicia por los delitos de provocación de un delito y apología de éste o de algún vicio.

Por cierto, Juárez Campos podría enfrentar su proceso penal en la calle, ya que el delito del cual es acusado no es considerado como grave por la ley. Ahora, el falso sicario se encuentra recluido en el penal de Puente Grande a disposición del Juzgado Cuarto en Materia Penal, aunque puede recuperar su libertad bajo fianza.

HUBO UN PRECEDENTE CON ‘LA LEY DUARTE’

El 20 de junio de 2013, la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional la llamada “Ley Duarte”, una reforma realizada en septiembre de 2011 al Código Penal de Veracruz, a partir de la cual se creó el delito de perturbación del orden público para castigar afirmaciones falsas a través de cualquier medio, incluidas las redes sociales como Twitter.

Por 10 votos contra uno, el Pleno de la Corte resolvió que el Artículo 373 del Código veracruzano, tal y como fue aprobado en ese momento, viola las garantías Constitucionales de libre expresión, derecho a la información y exacta aplicación de la ley penal.

Esta ley surgió a raíz de que el 31 de agosto de 2011, Gilberto Martínez Vera y María de Jesús Bravo fueron encarcelados al ser acusados de terrorismo y sabotaje por supuestamente haber provocado una ola de pánico por difundir mensajes en Twitter sobre posibles ataques de la delincuencia organizada.

Casi dos meses después, ambos fueron liberados luego de que el Gobierno de Veracruz diera marcha atrás en sus acusaciones ante la ola de protestas en redes sociales y en los medios de comunicación, a pesar de que los detenidos no fueron consignados a ningún centro penitenciario.

¿Aprobaron Ley Mordaza para prevenir delitos?

El 9 de septiembre de 2011, la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados aprobó que se sancionaría a quien “realice una apología del delito por cualquier medio electrónico”. La sentencia sería de hasta cuatro años y seis meses.

La reforma planteada para el Código Penal Federal fue impulsada por el diputado federal del PAN, Óscar Arce Paniagua, focalizada principalmente hacia aquello que hiciera referencia al narcotráfico, en específico el diputado habló de los narcocorridos, pero también de las narcomantas –“que ahora se exhiben a través de espectaculares con impresión digital”, videos de internet, espectaculares o cualquier tipo de mensaje por medio de radio y televisión que haga una “apología de la violencia”.

El diputado Arce Paniagua argumentó su propuesta diciendo que en la actualidad en nuestro país la apología del delito está contemplada en el Artículo 208 del Código Penal, sancionando a quien provoque públicamente a cometer un delito o haga apología de éste. La diferencia es que en dicho artículo se estipula que al quien realice dicho acto le corresponderá sólo una multa o 180 jornadas de servicio comunitario, pues el delito no se ha ejecutado.

Sin embargo, grupos de activistas y organizaciones no gubernamentales lo criticaron debido a que esto parecía ir más allá de una norma para la prevención al delito al condicionar garantías constitucionales.

ANTECEDENTES

» El 6 de agosto de 2010, el expresidente Felipe Calderón fue criticado por dar cinco sugerencias a los medios de comunicación para que se evitara la apología del delito.

» Una jueza dictó el pasado 31 de agosto de 2011 prisión para dos usuarios de Twitter acusados de terrorismo en Veracruz. Sin embargo, fueron liberados después de 29 días. Esto fue el origen y caída de una iniciativa de ley conocida como la Ley Duarte.

» Chihuahua prohibió el pasado 20 de septiembre la interpretación de los “narcocorridos”por hacer apología al delito. Quien los toque podrá ser arrestado y multado con hasta 350 mil pesos.

CÓDIGO PENAL

» El Código Penal Federal señala en su capítulo séptimo que la “provocación de un Delito y Apología de éste o de algún Vicio y de la Omisión de impedir un Delito que atente contra el Libre Desarrollo de la Personalidad, la Dignidad Humana o la Integridad Física o Mental” es un delito.

» Esto se realizó a partir del 9 de 
septiembre de 2011, luego de que la Cámara de Diputados reformara los artículos 208 y 209.

» El Código Penal vigente del estado de Jalisco contempla en el Artículo 142 que se impondrán de uno a seis meses de prisión al que provoque públicamente a cometer algún delito o haga apología de éste.

Código Penal Federal
CAPÍTULO VII - Provocación de un Delito y Apología de éste o de algún Vicio y de la Omisión de impedir un Delito que atente contra el Libre Desarrollo de la Personalidad, la Dignidad Humana o la Integridad Física o Mental.
Artículo 208
Artículo 209
Artículo 208. Al que provoque públicamente a cometer un delito, o haga la apología de éste o de algún vicio, se le aplicarán de diez a ciento ochenta jornadas de trabajo en favor de la comunidad, si el delito no se ejecutare; en caso contrario se aplicará al provocador la sanción que le corresponda por su participación en el delito cometido.

Artículo 209. El que pudiendo hacerlo con su intervención inmediata y sin riesgo propio o ajeno, no impidiere la comisión de uno de los delitos contemplados en el Título VIII, Libro Segundo, de este Código, se le impondrá la pena de seis meses a dos años de prisión y de cincuenta a doscientos días multa.

Las mismas penas se impondrán a quien, pudiendo hacerlo, no acuda a la autoridad o a sus agentes para que impidan un delito de los contemplados en el párrafo anterior y de cuya próxima comisión tenga noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario