viernes, 3 de junio de 2016

Protestan por inseguridad

2016 0603 | Alrededor de 350 personas, principalmente familiares de Otilio Pérez Carlos, empresario asesinado en un presunto asalto, el jueves, marcharon pacíficamente por las principales calles de Tehuacán y sitiaron el palacio municipal, para exigir seguridad y justicia a las autoridades.

Autoridades han errado en promoción turística de Tehuacán: Luis LyonsParticiparán universitarios como observadores electorales en TehuacánA este reclamo de justicia se sumaron también amigos, empresarios locales y ciudadanos, que con ropa blanca, cruces de madera, así como pancartas y vehículos, exigieron a los tres  órdenes de gobierno trabajar para frenar la delincuencia.


El contingente detuvo su marcha frente a las instalaciones de la Casa de Justicia en donde permaneció por varios minutos para gritar consignas hacia las autoridades estatales, por la mala impartición de justicia, posteriormente efectuaron la misma acción frente a las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR).

Metros antes de arribar al recinto oficial del ayuntamiento, el diputado federal, Sergio Gómez Olivier, intentó dialogar con este grupo, sin embargo fue ignorado.

A pesar que los manifestantes exigían hablar con la alcaldesa, Ernestina Fernández Méndez, solo fueron atendidos por los regidores de Gobernación Abraham Aguilar Sánchez; de Educación y Cultura, Bernardo Pozos Gutiérrez; el secretario General, José Honorio Pacheco Flores y el director de Seguridad Pública, Alberto García Hernández, ante el argumento de que la presidenta se encontraba en la Ciudad de México.

A pesar de que hubo momentos de tensión, los los manifestantes accedieron a entregar el pliego de peticiones que llevaban, no sin antes demandar la presencia de la legisladora local, Geraldine González, de la diputada federal por Ajalpan, Edith Villa y la senadora, María del Carmen Izaguirre Franco, al expresar que ellos debían ser los mediadores.

El pliego petitorio señala que los cuerpos policíacos federales, estatales y municipales sean depurados; que la ciudad cuente con tecnología de videovigilancia, esclarecer cada uno de los casos de víctimas de la delincuencia, que las dependencias trabajen en cada caso de investigación y dar con los responsables.

Además exigieron destituir a los encargados de la seguridad pública, que sea liberada la ciudad en un plazo no mayor de 30 días de la delincuencia; que senadores, diputados locales y federales sean partícipes en todo momento de cada una de las peticiones; que no se permita la venta de droga en las inmediaciones de escuelas, regular y revisar en un lapso de 30 días todo transporte público y el gremio taxista y que Tránsito Municipal eduque en materia vial y uno sea una caja de recaudación con el alcoholímetro.

Además, los manifestantes amenazaron con hacer más protestas y llevar a cabo linchamientos, de ser necesario. También amagaron con crear grupos de autodefensa.

Finalmente se acordó que el próximo martes se llevará a cabo una mesa de trabajo entre las partes involucradas.

Cabe mencionar que durante el movimiento se obstruyeron vialidades con al menos 15 unidades de carga pertenecientes a la familia del hoy occiso.

Los participantes aseguraron que la manifestación no tiene tintes partidistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario