jueves, 23 de junio de 2016

Opinión

Vive el gobernador la soledad del poder
Alejandro Mondragón/Al Portador/Status
2016 0623 | El gobernador Rafael Moreno Valle entró en el laberinto de la soledad del poder.

Ya sacó su principal pendiente doméstico (ganó la sucesión gubernamental), pero creía que su proyección desde la Puebla
de la transformaciones lo colocarían como la carta más competitiva en el PAN para recuperar Los Pinos.

Esa apuesta aliviaría sin duda la soledad del fin del sexenio, donde los muertos que creyó enterrar en el clóset empiezan a salir hasta convertirse en sus perseguidores mutantes del séptimo año.

Moreno Valle, acostumbrado a dedicarle 20 horas al día a hacer política, gobernar, operar, volar y hasta acordar mientras hace ejercicio de madrugada en el gym de Casa Puebla, ahora a qué se dedicará.

¿Cómo procesa que dejará la gubernatura y que por más que se insista ya no será más el número 1 en Puebla?

Fuentes cercanas a él comentan que aún no ha terminado de procesar la muerte de su abuelo, el general Moreno Valle. La soledad de fin de sexenio es brutal, sobre todo cada vez que se nota que en Puebla se habla más de Gali y en el país de Margarita Zavala y Ricardo Anaya, por el lado de su partido. Pero no de él.

http://www.statuspuebla.com.mx/2016/06/22/la-soledad-del-poder/

No hay comentarios:

Publicar un comentario