viernes, 3 de junio de 2016

Niño atacado por un perro

2016 0603 | El Sol de Puebla informa este día que:
A un año de la agresión, continúa impune el caso de Jesús, el menor de 11 años de edad que fue mordido por el perro de una vecina en San Agustín Tlaxco, junta auxiliar del municipio de Acajete; ataque que le dejó, además de daño físico (cicatriz en el rostro), un trauma sicológico. Al ser cuestionada sobre el caso, la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de su oficina de prensa, aseguró que citará a mediación a ambas partes.


ANTECEDENTE
Como El Sol de Puebla lo informó en su momento, el 5 de mayo de 2015, Jesús estaba jugando afuera de su casa cuando de pronto fue atacado por el perro de uno sus vecinos; el animal se había escapado del domicilio de sus dueños.

Cuando los familiares se dieron cuenta de la agresión, de inmediato lo llevaron con médicos de San Agustín Tlaxco, pero nadie quiso hacerse responsable de curar al menor. Fue así como decidieron irse para Acajete y ahí finalmente lo recibieron estabilizándolo y acordando hacer el traslado al Hospital General del Norte (HGN) en la ciudad de Puebla.

Jesús sufrió una mordida del can en la mejilla y hacia atrás de la oreja, por lo que pasó cerca de una semana internado en el HGN, donde requirió de medicamentos y terapias, mismos que tuvieron que ser solventados por la misma institución médica del Gobierno del Estado, debido a la situación económica de la familia del menor.

Después de las respectivas cirugías que le realizaron al menor, finalmente fue dado de alta y solamente regresó días después para que le retiraran los 20 puntos de la herida en el rostro.

TRAUMA PERMANENTE
Aunque actualmente Jesús ya tiene 12 años y cursa el Quinto Año de Primaria cerca de su domicilio, sus maestros dicen que es una persona introvertida que no socializa con nadie.

Su padre -quien es viudo desde hace algunos años-, señala que efectivamente su hijo siempre está muy callado y con mirada pensativa, además de que casi no quiere salir a jugar con sus amigos. Incluso cuando van a buscarlo para saludarlo, prefiere negar su estancia.


El CASO 
SIGUE IMPUNE
Sara Cano, su madre, recuerda que la única acción que se tuvo de Procuraduría hoy la Fiscalía General del Estado (FGE), fue la de despedir al agente del Ministerio Público que se negó a recibir la denuncia correspondiente, cuando acudieron en su momento a presentarla en la agencia de Tepeaca.

Sin embargo ya ha pasado un año y ni por medio de la acción de la justicia, ni por parte voluntaria de la dueña del perro, ha recibido respuesta alguna sobre la reparación del daño y las secuelas que sufre el menor agredido.

La mamá de Jesús asegura que ya ni recuerda cuánto gastó en medicamentos que tuvo que adquirir, traslados y comidas mientras estuvo internado en la ciudad de Puebla y luego las revisiones que requirió. También dejó de llevarlo a las terapias sicológicas, debido a la falta de recursos para transportación.

Hoy ya no importa tanto el dinero que desembolsó, sino el trauma sicológico que de por vida le causaron a Jesús, quien tiene que sufrir el bullying de sus compañeros y conocidos y que por más terapias que reciba, no le ayudará en mucho... de hecho el menor ya no quiere saber nada del proceso penal que sigue abierto; puntualiza su madre Sara.

El animal que hizo el ataque sigue viviendo en el patio de los vecinos de Jesús, la dueña no ha tenido ningún acercamiento con Sara Cano para llegar a un arreglo de manera pacífica y las autoridades ministeriales no han avanzado en el caso.

Ese mismo perro, meses antes de morder a Jesús, también atacó a otro de sus hermanitos, de 9 años, hecho que afortunadamente no pasó a mayores.

HABRA MEDIACIÓN: FGE
Al ser cuestionada la Fiscalía General del Estado (FGE) respecto al estado actual del caso, refirió que en las próximas fechas serán citadas ambas partes para mediación, es decir tanto la dueña del perro, como el menor y su familia, tendrán que verse cara a cara y tratar de llegar a un acuerdo en común, antes de actuar de manera más rigurosa las autoridades ministeriales. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario