viernes, 6 de mayo de 2016

Se quejan de "caseta" de vigilancia en Los Héores

Vecinos de cuatro privadas del acceso de la 119 Oriente y 18 Sur del Fraccionamiento Los Héroes de Puebla pidieron, la mañana de ayer, el retiro de una caseta de vigilancia y una pluma que evita el libre tránsito de los vehículos que, según sus palabras, fue impuesta por un hombre que se dice representante de los condóminos, mismo que no pudo acreditar dicho nombramiento y que según él, le da facultades para ofrecer servicios a la comunidad, como el de seguridad privada por el que cobra 60 pesos mensuales a cada familia. Asimismo, acusaron que son hostigados para que paguen la cuota de seguridad mediante "oficios" que son pegados en las puertas de sus viviendas. 

Los inconformes aseguran que dicha caseta, hecha de madera reciclada y lamina oxidada, a todos luces es un espacio improvisado porque el responsable de la misma no tiene el respaldo jurídico ni el permiso de las autoridades para que fuera instalada en el lugar, que entre otros, dicen los colonos, viola el derecho al libre tránsito.

"La caseta ocupa uno de los carriles de la calle, por lo que cuando voy a entrar en mi auto, corro el riesgo de que me pegue otro vehículo que venga saliendo de la 119 Oriente; observen, es claro que esta caseta improvisada reduce los carriles de circulación de un lado y de otro de la calle; además reduce la visibilidad y puede provocar un accidente vial como el que ocurrió hace unos meses entre dos unidades", dijo otro de los colonos que pidió la gracia del anonimato.

Asimismo, los residentes de esta zona del citado fraccionamiento, acusaron que tanto el sujeto, identificado como Jorge O. Martínez, quien se hace pasar como representante de condóminos, así como sus empleados-vigilantes que visten "uniforme" sin logos que los acrediten como empleados de una empresa de seguridad, los azuzan en sus domicilios para que le "entren" con el pago de la cuota.

Fue alrededor de las 11:30 horas, cuando cerca de 35 inconformes denunciaron a El Sol de Puebla los hechos señalados líneas arriba, además de que los sujetos contratados como "vigilantes", en diversas ocasiones han sido vistos en estado de alcoholemia y a decir de los quejosos, cobran además "cuotas" a los proveedores que entran a esta sección del fraccionamiento a surtir tiendas o bien a los colonos, pues lo mismo acceden al sito el vendedor de abarrotes, como las unidades de empresas gaseras y de agua purificada.

Algunos de los entrevistados acusaron que el sujeto en mención se autoeligió como administrador del fraccionamiento y que incluso, quienes no han querido ceder al pago mensual por la vigilancia son intimidados ya que en su puerta aparecen "pegotes" para una supuesta conciliación y cuyos papeles tienen un supuesto logotipo del departamento de la Sindicatura Municipal. Ante este tipo de hostigamiento, una de las afectadas dijo a este medio que de continuar la situación de esta manera, buscará proceder legalmente en contra del acusado.

Abundaron que ya han solicitado la intervención del Ayuntamiento de Puebla pero dicha autoridad no ha atendido esta petición. 

Otros más, que dijeron haber contratado los servicios de Jorge, el cual además se identificó como capitán retirado de la milicia y presidente fundador de la "Asociación de Representantes de Seguridad privada de México A.C, ARSEPRIM", salieron en su defensa y trataron de explicar que nadie es obligado a contratar este servicio, que él sí fue nombrado por unos cuantos moradores que asisten puntualmente a las reuniones vecinales y que se han visto beneficiados con este servicio de vigilancia.

Por su parte, Jorge O. Martínez refirió a este medio que él jamás se autonombró, sin embargo, en ningún instante pudo acreditar con algún documento que fue elegido como administrador del fraccionamiento y en lugar de ello, sólo mostró un "contrato" individual que entrega a cada uno de los vecinos que lo contratan. 

Otro de los quejosos dijo a este medio que dicho sujeto busca a toda costa mantener dicha caseta de vigilancia pues, según él, le reditúa buenos dividendos: "El tipo siempre ha querido que todas las privadas le entren al pago de la vigilancia, en esta calle donde hay cuatro privadas y si sumamos las viviendas que están sobre la 119 Oriente, nos dan un total aproximado de 550 viviendas, que si pagaran una cuota de 60 pesos mensuales, imagínese daría un total de más de 30 mil pesos mensuales, imagínese el negocito". 

Será este día cuando se espera que se concrete una reunión entre las partes involucradas y funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario