martes, 3 de noviembre de 2015

Incrementa el ejercito patrullaje en Palmar de Bravo

Pobladores de San José Bellavista, junta auxiliar perteneciente a este municipio, conmemoraron el Día de Muertos con la presencia del Ejército, pues desde el jueves pasado la milicia mantiene sitiada la comunidad con la finalidad de recuperar el armamento que les fue robado por los lugareños.

Los castrenses permanecen en el lugar y, de acuerdo a versiones de autoridades municipales, se han ampliado los recorridos y retenes, que ahora incluye también el acceso a Palmar de Bravo a la altura de la autopista.

Por otra parte, autoridades locales señalaron que el domingo, los soldados se reunieron con los pobladores al filo de las 11:00 horas, después de la celebración religiosa en el marco del Día de los Fieles Difuntos, para pedir que "aparezcan" las armas que fueron sustraídas a militares la madrugada del jueves y ya se retiren del lugar. 

Miembros del Ejército aprovecharon que gran parte de la comunidad se congregó en la iglesia de la pequeña población para disuadirlos para que les devuelvan el armamento sustraído el pasado 29 de octubre. 

Cabe recordar que la madrugada del jueves, integrantes del Ejército y personal de Seguridad Física de Pemex realizaban un operativo en la zona, relacionado con el robo de hidrocarburo. Fue al filo de las 00:30 horas cuando se reportó una trifulca en la calle Victoria Oriente, en el centro de la población, muy cerca de una escuela Telesecundaria, cuando, según versiones, los uniformados habrían confundido a unos jóvenes con presuntos "chupaductos", por lo que los habitantes, alertados por altavoces corrieron al sitio y al superar en número a los uniformados los golpearon y desarmaron.

De ese conato de violencia resultarían gravemente lesionados al menos cuatro militares y dos trabajadores de Seguridad Física de la paraestatal, además de que fue dañada la camioneta de Pemex en la que estos últimos se trasladaban.

Los miembros del Ejército y los dos trabajadores de Pemex habrían sido rescatados minutos más tarde por oficiales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Desde ese momento fue la Sedena la que tomó el control del lugar y montó un operativo de vigilancia y recorridos en la zona para recuperar el armamento exclusivo del Ejército.

De acuerdo a versiones del edil auxiliar de San José Bellavista, Marcelo Rubén Ramírez Gordillo, al cuestionarlo sobre cómo ocurrieron los hechos, sólo se limitó a decir que "hubo una confusión, no sabemos cómo estuvo pero la gente se confundió e hicieron actos fuera de lugar".

Otra de las versiones apuntaron a que los militares y trabajadores de Pemex habrían detenido a unos sujetos cuando extraían de manera ilegal combustible de un ducto, desatándose una persecución y balacera, que concluyó en el centro de la comunidad cuando la gente se amotinó para defender a los supuestos "chupaductos". 

De acuerdo a los lugareños, se dijo que los castrenses buscan cuatro armas -dos pistolas y dos rifles de asalto- así como algunos cartuchos; sin embargo de manera extraoficial trascendió que en realidad se trata de seis fusiles, cuatro armas cortas y decenas de cartuchos, los que buscan recuperarse.

Al cierre de esta edición, suman ya cinco días de recorrido y vigilancia del Ejército en la zona, así como de la instalación de los retenes de revisión en los principales accesos de San José Bellavista, en Palmar de Bravo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario