viernes, 18 de septiembre de 2015

Otros 400 millones para el distribuidor 475

A fin de este mes de septiembre arrancarán los trabajos de reconstrucción del puente vehicular 475, con la finalidad de ampliar a dos carriles cada una de las dos rampas de acceso que desembocan hacia la Vía Atlixcáyotl.

Conforme a datos de la administración municipal, la obra tendrá una duración de seis meses y la inversión, superior a los 380 millones de pesos, será compartida entre el gobierno estatal y el Ayuntamiento de Puebla.

El puente, creado en el año 2007 durante el trienio priista de Enrique Doger Guerrero, incluirá el proceso de indemnización de aproximadamente una docena de propiedades de los alrededores para lograr la ampliación de carriles y de esa manera terminar con los cuellos de botella generados.

Por deficiencias de capacidad en el flujo vehícular el distribuidor vial 475 requerirá otros 400 millones de pesos en inversión. La obra emblemática del presidente municipal Enrique Doger Guerrero, se suma a la lista de obras que se modifican por errores de planeación o desinterés público de realizarlas adecuadamente. Para la ejecución de la obra habrá cierres parciales para afectar lo menos posible la circulación vial, por lo que habrá anticipadamente señalamientos viales para desviar el tránsito local.

Conforme a información proporcionada por fuentes gubernamentales la reconstrucción comenzará antes de concluir el mes y mantendrá el mismo diseño, sin quitar por completo las estructuras de concreto para darle celeridad a las modificaciones.

Los pilares servirán como base para dar paso al nuevo puente atirantado, similar a las obras gubernamentales similares, por lo que se prevé que esté totalmente terminado a más tardar en marzo de 2016.

El proyecto considerará la ampliación de uno a dos carriles de la rampa del Circuito Juan Pablo II con dirección a la Vía Atlixcáyotl y lo mismo se realizará en el otro cuerpo de acceso vial de la calle 25 Sur.

Precisamente en esa arteria vial se tiene previsto concentrar la mayor parte de indemnizaciones a inmuebles, con el propósito de extender de uno a dos carriles.

La autoridad ya tiene comprometido el apoyo de los dueños con la finalidad de desarrollar los trabajos sin mayor problema.

La inversión bipartita de por lo menos 400 millones de pesos no comprometerá los recursos del resto del año ni de 2016 tanto del gobierno estatal como del ayuntamiento capitalino. 

Las estructuras desmontadas que no sean ocupadas serán utilizadas para crear puentes en barranquillas en la periferia de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario