viernes, 4 de septiembre de 2015

Aborto

Indultará la iglesia a "pecadoras" por haber abortado

2015 0904 | La Arquidiócesis de Puebla facultará a todos los sacerdotes para que indulten el aborto durante el Jubileo de la Misericordia del 8 de diciembre de 2015 al 20 de noviembre de 2016, tal como lo instruyó el papa Francisco, según expresó el obispo auxiliar Felipe Pozos Lorenzini, quien llamó a todas aquellas mujeres que se encuentren en una situación similar a que no tengan miedo de acudir a la iglesia para confesarse.


Comentó que el pontífice ha mencionado que la confesión no debe ser una tortura, por lo que argumentó que este año de jubileo debe ser un periodo de oportunidad para que todas las personas se acerquen a Dios, pero especialmente aquellas mujeres que se practicaron un aborto.

"Yo quisiera darles un mensaje a estas hermanas que no tengan miedo de acercarse a la misericordia de Dios. El santo padre dice en su carta que él tiene la experiencia de que algunas de estas mujeres llevan este daño en el alma, en el corazón, de haber fallado en esto y yo también lo he experimentado con algunas personas", comentó.

De la misma forma mencionó que durante el año de jubileo el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, ha instruido que la indulgencia plenaria se podrá ganar, sobre todo en Catedral, en el Seminario Palafoxiano, en algunos santuarios como aquel donde está el Niño Doctor de Tepeaca, la Virgen de los Remedios en el cerro de Cholula y también podrían ser las sedes de los vicarios episcopales.

El también vocero de la Arquidiócesis de Puebla mencionó que la intención de esta indulgencia es que las mujeres que se practicaron un aborto se den cuenta de lo que hicieron y que tomen en cuenta la gravedad de la situación y que sepan que pueden encontrar el perdón y la misericordia de Dios.

"Y es un regalo muy grande que el santo padre quiere que todos los sacerdotes puedan absolver la pena de excomunión reservada a los obispos; es un regalo, ante todo es mostrar la misericordia del Padre", refirió.

"Mi pensamiento se dirige, en primer lugar, a todos los fieles que en cada diócesis, o como peregrinos en Roma, vivirán la gracia del Jubileo. Deseo que la indulgencia jubilar llegue a cada uno como genuina experiencia de la misericordia de Dios, la cual va al encuentro de todos con el rostro del Padre que acoge y perdona, olvidando completamente el pecado cometido", cita parte de la carta que el papa envió a Rino Fisichella, encargado de organizar el Año Santo extraordinario.

Finalmente, Pozos Lorenzini dijo que la forma para ganar la indulgencia plenaria es confesarse, comulgar, visitar la Catedral y las sedes parroquiales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario