jueves, 27 de agosto de 2015

Pobreza

Tele por zapatos para la escuela
2015 0827 |  Tras recibir su pantalla de televisión del gobierno federal derivado del cambio analógico que entrará en vigor a partir del 2016 una mujer de 65 años de edad, decidió vender dicho electrodoméstico en 400 pesos, los cuales sirvieron para satisfacer una necesidad familiar.

Como parte de la negociación prendaria, las casas de agiotistas autorizados reciben dichos electrodomésticos a cambio de un préstamo prendario de 300 a 400 pesos como máximo, aún cuando el costo de dicho bien sea de 5 a 10 veces su valor. Esta práctica de préstamo con "prenda" se ha convertido en una forma de negociación de interés y abuso excesivo que está incrementando las utilidades de las casas de empeño en detrimento de la población de escasos recursos.

La mujer adquirió unos zapatos para su nieto a cambio de dar en prenda la pantalla que recibió gratuitamente del gobierno federal, a través de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y que puso a disposición de los atlixquences, desde el pasado sábado y hasta el próximo jueves 10 mil 456 pantallas.

La semana pasada cuando recibió la notificación oficial de que sería "afortunada" de tener en sus manos una de las millones de pantallas que se están entregando en todo el país, la señora hizo cuentas y reflexionó: "la tendré un día después del inicio de clases y como ya tengo una que sí funciona voy a vender ésta para los zapatos de mi nieto".

Contó que el pequeño está a su cargo desde hace cinco años, luego de que los padres emigraron a Estados Unidos y apenas el pasado lunes comenzó la primaria.

"Entiendo que no tienen mucha suerte mi hijo y su esposa en el norte y a veces mandan algo de dinero. Mientras, con lo poco obtenido vendiendo en el zócalo juguetes saco adelante al muchacho", mencionó.

Este martes llegó a las 7:00 horas al recinto ferial para hacer fila y 55 minutos después pasó la prueba de los datos cotejados, como condición para certificar que se trata de la misma persona convocada y entonces estiró la mano para aceptar la pantalla.

"La vendí en 400 pesos porque necesito el dinero y no la televisión. Sé que cuesta más, unos 3 mil 500 pesos, pero no van a darme eso, porque en la caja dice que no es para comercializarla", contó.

Con los dos billetes de 200 pesos se despidió y caminó hacia las zapaterías de la ciudad.

Consultado al respecto, una fuente del Comité Municipal de la Sedesol, encargado del proceso de entrega de las pantallas en Atlixco, quien pidió el anonimato, dijo a este medio de comunicación que: "tengo conocimiento no de la venta de las televisiones, pero sí de testimonios de personas de varias casas de empeño que refieren la visita de por lo menos diez familias que acudieron a dejar su electrodoméstico a cambio de máximo 500 pesos".

Comentó que a pesar de que las pantallas tienen un valor de aproximadamente 4 mil pesos, el hecho de que no es para venderse en tiendas disminuye su valor y efectivamente no obtendrán más de esa cifra mencionada.

De acuerdo a cifras oficiales recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en este municipio, de aproximadamente 120 mil habitantes, unos 65 mil viven en condiciones de pobreza, lo que representa el 54.1 por ciento y se trata de carencias en temas como la alimentación, la salud y la educación. 

De conformidad con el Módulo sobre el Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (Modutih) que realizó el INEGI en 2013, de los 31 millones de hogares, el 25.8 por ciento cuentan con televisor digital, mientras que el 69 por ciento tienen solamente televisores analógicos. El 5.2 por ciento de los hogares no cuenta con televisor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario