domingo, 30 de agosto de 2015

Femenicidio

Necesarias acciones para evitar la repetición de casos como el de Paulina: Arzobispo
2015 0830 | El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, se unió al dolor de la familia de la joven de 19 años, Paulina Camargo Limón, quien presentaba 18 semanas de embarazo y fue asesinada por su novio, José María “Chema” Sosa Álvarez; y llamó a las autoridades a implementar acciones para evitar que se repita un caso similar.

Después de que los padres de Paulina, María del Rocío Limón y Rolando Camargo, dieron a conocer que el novio de su hija confesó el crimen antes de ser ingresado al Centro de Rehabilitación Social (Cereso) de San Miguel, Sánchez Espinosa resaltó la importancia de que en la sociedad se fortalezca una cultura de valores.

“Es lamentable la desaparición de esta chica. Yo me uno al dolor, al sufrimiento que está padeciendo la familia por la muerte de su hija. Pedimos a las autoridades que pongan todos sus medios, los medios que tienen a su alcance para solucionar la situación. Pedimos que se aclare y se castigue a los culpables”, comentó el líder de la grey católica en Puebla.

Tras encabezar la misa dominical en la catedral de Puebla, el arzobispo destacó que la seguridad debe mantenerse como una prioridad para las autoridades.

“La seguridad se tiene que implementar. La seguridad debe seguir siendo una prioridad y este tipo de casos no deben pasar, menos en los jóvenes, que tienen una vida por delante”, agregó.

Comentó que la arquidiócesis de Puebla cuenta con la pastoral familiar desde donde sacerdotes, laicos y religiosos trabajan por fomentar una cultura de respeto a la vida.

“Nosotros tenemos el trabajo de pastoral familiar. Es una problemática que se debe atender. Estamos en un momento difícil, de pérdida de valores. Tenemos que respetar la vida y fomentar los valores”, apuntó el líder de la grey católica en Puebla.

La CDH dará apoyo a familia de Paulina
2015 0830 | La Comisión de Derechos Humanos (CDH) Puebla  abrió un expediente para brindar apoyo victimológico a la familia de Paulina Camargo, joven de 18 años que fue presuntamente asesinada por su novio al negarse abortar.

En tanto, organizaciones sociales pidieron que se refuerce la política pública de prevención de feminicidios.

El organismo dio a conocer a través de una tarjeta informativa que abrió el expediente de oficio, es decir, sin que fuera solicitado de manera directa por los familiares, por el caso de Paulina Camargo.

El apoyo victimológico que se refiere a la atención que reciben las víctimas del delito durante el proceso de investigación, se brindará en tanto se solicitan los informes que sean necesarios.

De manera extraoficial se dio a conocer que el novio de Paulina y padre del bebé que esperaba, José María Sosa Álvarez, confesó haber asesinado a la joven por negarse a abortar dos veces.

Paulina, con cuatro meses de embarazo, era buscada desde el martes 25 de agosto debido a que ya no regresó a su casa tras encontrarse con José María.

El joven, de 19 años de edad, dijo en su momento que acudieron al obstetra y que luego Paulina abordó un taxi.

Este domingo por la madrugada el estudiante habría confesado que en lugar de acudir al médico llevó a Paulina a su departamento en la unidad habitacional La Margarita, donde la golpeó y mató. Luego habría arrojado el cadáver de su novia a un contenedor de basura.

Aunque las autoridades ministeriales no han dado una versión oficial, se presume que ya están en busca del cuerpo de Paulina.

Condenan homicidio de Paulina
El Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) condenó el homicidio de Paulina y exigió que el gobierno dé prioridad a una política de prevención.


‪"Feminicidio‬ es el patrón que se repite en ‪Puebla. El caso de ‪Paulina Camargo‬ nos debe ofender como sociedad. Exigimos prioridad en la política de prevención", señaló la organización en su cuenta de Facebook.

De acuerdo con un análisis del Odesyr en lo que va de este 2015 se han cometido 30 feminicidios en Puebla hasta el 31 de julio. El caso de Paulina serían  el número 31.

Desde 2013 a lo que va de este año se han registrado 141 asesinatos violentos de mujeres,  es decir, que cada semana se comete un feminicidio en el estado.

Para los habitantes de Puebla, es más importante que las autoridades detengan a delincuentes incluso si se violentan sus derechos humanos.

Esto se indica en el Informe sobre la Calidad de Ciudadanía en México, estudio hecho por el Instituto Nacional Electoral y El Colegio de México, en donde se refleja que en Puebla hay un problema en materia de derechos humanos.

Por ejemplo, el 37.5 por ciento de los habitantes encuestados para este análisis aseguraron que es más importante que las autoridades cuiden los derechos humanos, por encima de la detención de alguien que cometió un delito.

Sin embargo, esta fue la tasa más baja a nivel nacional, pues en los demás estados donde se realizó el estudio, donde el valor que le dieron a los derechos humanos fue más alto.

Puebla, en este rubro, se colocó incluso por debajo de Veracruz, donde el 38.1 por ciento de los encuestados señalaron que era más importante los derechos humanos que la persecusión de delincuentes.

En cambio, seis de cada 10 poblanos aseguraron que lo más importante era que se detuvieran a los delincuentes, sin importar lo que fuera necesario.

Este bajo valor a los derechos humanos incluso se ve reflejado en el hecho de que el 37.4 por ciento de los encuestados en Puebla comentaron que era peor que se dejara a delincuente salir de la cárcel, mientras que el 35.1 por ciento lamentó que se deje a personas inocentes en prisión.

Sólo el 26.6 por ciento, es decir, poco más de un cuarto de los encuestados, pusieron en un mismo nivel estos dos escenarios.

Además, en el informe se apunta que Puebla es el estado con la mayor percepción de discriminación, ya que, por ejemplo, nueve de cada 10 poblanos dijeron que se discrimina a la gente por su apariencia o clase social, mientras que alrededor de tres de cada cuatro apuntaron que se da este trato diferido a las mujeres o a aquellas personas que tienen una religión diferente.

Y es que incluso, el 33.7 por ciento de las encuestadas aseguraron haber sido discriminadas por ser mujeres, mientras que una cuarta parte de los participantes del estudio dijeron haber sido tratados diferente por su apariencia física y el 32.9 por ciento por su clase social.

Para este estudio, se aplicaron encuestas en Aguascalientes, Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Sonora, Tabasco y Veracruz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario