martes, 21 de julio de 2015

Diputados

Diputados Federales únicamente se repartirán 1156 millones de pesos

  • Diputados federales recibirán hasta $ 2,292,467.00 cada uno al finalizar su legislatura.
  • Desmienten que sean 3 millones de pesos.
  • Piden aclaración puntual de la información difundida.

2015 0721 | Pese a la crisis económica que agobia al país derivado de la cotización del precio internacional del petróleo -que obligó al gobierno federal a recortar 124 mil millones de pesos al gasto público como medida de austeridad- la Cámara de Diputados prepara una bolsa de mil 156 millones de pesos para hacer un último pago a los integrantes de la 62 legislatura en agosto próximo.

El presidente del Comité de Administración de San Lázaro, Williams Oswaldo Ochoa Gallegos, descartó que alguno de los 500 legisladores vaya a recibir alguna aportación a manera de “bono de fin de legislatura”, sin embargo, cada uno de sus compañeros legisladores obtendrá en promedio 2.2 millones de pesos de manera individual en sus cuentas bancarias.

El legislador priista informó, a través de un comunicado de prensa, que dentro del Presupuesto de Egresos para 2015 no se contemplaron recursos para gratificar la conclusión de las actividades parlamentarias de los diputados, por lo que obtendrán únicamente su remuneración habitual y sus prestaciones de Ley.

De esta forma, cada legislador federal recibirá hasta 2 millones 292 mil 467 pesos el próximo mes; ya que obtendrán 148 mil 558 pesos de remuneración mensual (dieta, asistencia legislativa y atención ciudadana); 93 mil 699 como parte proporcional de aguinaldo; 2 mil 780 pesos de vales de despensa; un millón 136 mil 965 pesos por subvenciones; y hasta 910 mil 465 pesos como fondo de ahorro.

Este último rubro podría variar, ya que cada legislador decidió ahorra hasta 12% de sus remuneraciones mensuales, además de que el recinto parlamentario duplicará en agosto próximo la suma total que cada legislador haya decidido ahorrar.

De tal suerte que los legisladores pudieron ahorrar, durante estos tres años de gestión como representantes del pueblo, hasta 455 mil 232 pesos, sin embargo el órgano legislativo aportaría una cantidad igual, por lo que podrían recibir hasta 910 mil 465.92 pesos solo por este rubro.

Legisladores del PRI, PRD, PT y MC, revelaron al diario 24 Horas que durante el transcurso de la legislatura los depósitos económicos por subvención ordinaria fija, ordinaria variable, de apoyo logístico, así como extraordinarias, fueron inequitativas, e incluso, inexistentes.

Por ejemplo, diputados federales del PRI consultados, que prefirieron omitir sus nombres para evitar represarías, afirmaron que la coordinación parlamentaria sólo les hizo un depósito por el orden de 500 mil pesos en esta materia.

Según los reportes sobre la asignación y destino de estos recursos, la fracción del Partido Revolucionario del Institucional (PRI) obtuvo entre septiembre de 2012 y febrero de 2015 mil 177 millones 870 mil pesos.

Sin embargo, los diputados consultados afirmaron que de esta cantidad sólo recibieron 500 mil pesos en un solo depósito, sólo 10 por ciento de los 5.5 millones que les correspondía a cada uno de los diputados del tricolor.

La semana pasada una treintena de diputados del PAN se inconformaron con Ricardo Anaya Cortés, en el momento en que se despedía como su coordinación, ya que se reveló que las arcas del albiazul prácticamente estaban vacías.

En este último tramo de la legislatura, que concluye el próximo 31 de agosto, la Cámara de Diputados estaría depositando 122 millones de pesos para los panistas en materia de subvenciones, por lo que cada integrante de la fracción recibiría un poco más de un millón de pesos sólo de este rubro.

En entrevista, el diputado Fernando Rodríguez Doval aceptó que en su fracción, el PAN, prácticamente ya no hay recursos económicos para distribuirlos entre los legisladores, derivado de cuentas que quedaron pendientes cuando Alberto Villareal fungía como su coordinador.

Sin embargo, Jorge Sotomayor, quien renunció a su militancia en Acción Nacional en febrero pasado, afirmó que durante su aventura como legislador del PAN nunca obtuvo recursos de las partidas en materia de subvenciones.

“Definitivamente nunca recibí una cantidad de esa magnitud (…) sólo recibí cantidades etiquetadas para contratar asistente, para mantener una oficina de atención ciudadana y para cumplir mi informe legislativo”, reveló el legislador, hoy independiente.

En el mismo sentido, el legislador Francisco Coronato Rodríguez (MC) descartó haber recibido ingresos económicos en el rubro de subvenciones, “sólo hemos recibo subvenciones dentro de las remuneraciones, los normales”.

Traslados de senadores suman cantidades millonarias

Trasladar a los senadores desde sus estados de origen al Distrito Federal, para que cumplan con su tarea de legislar, costó 119 millones 927 mil 300 pesos en los últimos tres años, dominados por la LXII Legislatura, que concluye el próximo 30 de agosto.

Según otra nota del periódico Excélsior, el Senado informó que el gasto anual del traslado de ida y vuelta de los legisladores federales es de 33 a 36 millones de pesos.

Los senadores que no viven en el Distrito Federal tienen derecho a que se les pague un boleto de avión redondo cada semana en el periodo ordinario, así como los que participan en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Aunque los 128 senadores tienen el mismo derecho del respaldo económico para su traslado de su estado de origen a la capital del país, los boletos de avión son para 86 de ellos, porque son los que viven en entidades alejadas de la capital del país; los legisladores que residen en el Distrito Federal o en entidades como el Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala, Morelos, Puebla y Querétaro, no necesitan de ese respaldo, pero sí del pago de casetas.

El resto de los legisladores por estado y 11 de los de representación proporcional tienen el derecho a la compra de boletos de avión para que puedan trasladarse al Distrito Federal para cumplir con sus labores parlamentarias y, de acuerdo con el propio Senado, el dinero se les entrega a través de sus grupos parlamentarios, ya no de manera directa por parte de la institución.

Se observa en el reporte que, durante 2012, el Senado canalizó 35 millones 77 mil 600 pesos para el pago de boletos de avión para los senadores de la Ciudad de México a los estados; de los meses de enero a agosto fue para los integrantes de la LXI Legislatura y, a partir del mes de agosto de ese año, también para los legisladores de la LXII Legislatura, quienes una vez que ganan las elecciones ya reciben los respaldos de la institución.

Durante todo 2013, el gasto en este rubro se ubicó en 33 millones 566 mil 300 pesos, y se debe, principalmente, a que durante ese año los senadores realizaron diversas sesiones en periodos extraordinarios, para aprobar las reformas estructurales, por lo que fue necesario que la mayoría no regresara a sus estados en diferentes semanas.

Para 2014, el gasto ascendió a 36 millones 708 mil 100 pesos, y tiene su explicación: de acuerdo con la información proporcionada en el Senado, en la realización de un número importante de sesiones extraordinarias, ahora para aprobar las leyes secundarias de las reformas estructurales y que requirieron de la presencia de todos los senadores en varias ocasiones durante los meses de mayo, junio, julio y las dos primeras semanas de agosto.

Ahora, hasta el fin de los periodos ordinarios de la LXII Legislatura, el 30 de abril de este año, el Senado había pagado un total de 14 millones 575 mil 300 pesos.

Así, en tres años la presencia de los legisladores federales en las sesiones ordinarias y extraordinarias representaron un costo de 119 millones 927 mil 300 pesos.

Las actividades ordinarias del Senado comenzarán a normalizarse en agosto, cuando los grupos parlamentarios inicien el cabildeo del próximo presidente de la Cámara. Hasta el momento, hay tres panistas anotados oficialmente: Jorge Luis Preciado, Roberto Gil y José Rosas Aispuro, pero también se habla de Héctor Larios, quien, sin embargo, informó a Excélsior que su prioridad es la organización del proceso interno del PAN.

Así que, en dos semanas más, se reactivan en la Cámara alta los pagos de los boletos de avión de los senadores, para comenzar a preparar el arranque de la LXIII Legislatura.

Restringen en 64% viáticos para viajes internacionales

En la dinámica de austeridad para 2015, con la que logró ahorros por 123 millones de pesos durante el primer trimestre del año, el Senado decidió no lesionar la presencia de sus legisladores en el extranjero, pero sí restringir en 64% sus viáticos.

De acuerdo con los Estados Financieros del primer trimestre de 2015, el Senado logró un ahorro promedio de 67.06% en el concepto presupuestal 3700 Servicios de Traslado y Viáticos, aunque en el desglose de los ahorros se pueden observar rubros en los cuales prácticamente no gastó.

En el caso de los viajes al extranjero para “los servidores públicos en el desempeño de comisiones y funciones oficiales”, se observa que, de enero a marzo, tenía destinada una bolsa de 11 millones 720 mil 553 pesos, de los cuales, siete millones 672 mil 731 pesos eran para pasajes de avión y cuatro millones 47 mil 822 para viáticos.

De esa bolsa, el Senado reporta que gastó cuatro millones 94 mil 393.16 pesos; es decir, dos millones 637 mil 684 pesos empleados en boletos de avión y un millón 456 mil 709.16 pesos en viáticos.

Así, el ahorro en boletos de avión fue de 65.62%, al quedar intactos cinco millones 35 mil 47 pesos de la bolsa original, mientras que en viáticos fue de 64.01%, al quedar libres dos millones 591 mil 112.84 pesos.

A esas cantidades se suman los ahorros en el rubro de “pasajes terrestres internacionales para servidores públicos en el desempeño de comisiones y funciones oficiales”, pues los Estados Financieros dan cuenta de que no se tocó ni un peso de los seis mil 876 pesos que se tenían previstos.

El mayor ahorro en los viajes fue en las comisiones que se realizaron en el interior del país, pues para los pasajes aéreos nacionales el Senado tenía previsto gastar 814 mil 311 pesos y sólo utilizó 34 mil 421 pesos; es decir, tiene un sobrante de 779 mil 890 pesos, que representan 95.77%.

En el caso de los pasajes terrestres nacionales, la Cámara había estimado utilizar en el primer trimestre de 2015 un total de 167 mil 751 pesos, pero usó 74 mil 501 pesos; es decir, tuvo un ahorro de 55.59% equivalente a 93 mil 250 pesos; a eso se suman tres mil 399 pesos que no se tocaron, correspondientes a “pasajes terrestres nacionales para servidores públicos en el desempeño de comisiones y funciones oficiales”.

Para el rubro de viáticos nacionales se tenían considerados 120 mil 462 pesos, pero se gastaron sólo 23 mil 555.18 pesos; es decir, quedó intacto el 80.45%, que representan 96 mil 906.62 pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario