martes, 14 de julio de 2015

Autopista Mex-Pue

Sanción a OHL por no tener estudio de impacto ambiental
2015 0714 | Una sanción por 560 mil 800 pesos impuso la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a la empresa OHL que construye el segundo piso de la autopista México-Puebla, debido a que inició la obra sin contar con la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).

El miércoles pasado fue difundido un audio en la red de videos Youtube que revela presuntas negociaciones entre directivos de la empresa y autoridades federales para evitar que se realizaran inspecciones en la obra hasta que esta contara con la autorización del MIA, así como para agilizar la entrega de este permiso.

Este fin de semana la empresa indicó que por consejo del gobierno de Puebla, inició la obra sin el permiso ambiental necesario, mientras que la Profepa aseguró que sí realizó una revisión al proyecto la cual generó una sanción.

El MIA fue aprobado el 13 de abril pasado por la Secretaría del Medioambiente y Recursos Naturales (Semarnat), pero las labores del segundo piso iniciaron desde agosto de 2014, es decir, nueve meses antes de que la obra tuviera la autorización en materia ambiental, según dio cuenta de ello e-consulta.

Este fin de semana la Profepa emitió un comunicado en el que rechaza una presunta negociación con OHL para no realizar visitas de inspección en la construcción, pues refirió que el pasado cuatro de febrero realizó una revisión en la obra y que la conversación telefónica que se difundió fue grabada el nueve de febrero, es decir, cinco días después.

En la grabación se escucha como presuntamente Pablo Wallentin, quien es director de Relaciones Públicas de OHL, comunica a José Andrés de Oteyza, presidente de la empresa española en México, que Raúl Murrieta Cummings, subsecretario de infraestructura, habría autorizado el arranque de los trabajos sin la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental.

Los directivos también refieren que intervinieron ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que encabeza Gerardo Ruiz Esparza, para que la Profepa no realizara inspecciones mientras se autorizaba el MIA, además de que realizarían gestiones para que se agilizara la emisión de ese permiso.

Gobierno poblano recomendó iniciar obra sin permisos

De manera oficial, OHL de México desmintió intervenir ante autoridades federales para evitar visitas de inspección, pero reconoció que inició la obra sin contar con la autorización de impacto ambiental debido a que tenía dudas sobre si era necesario contar con ese tipo de permiso debido a que la obra se ejecuta sobre una vía federal.

Sin embargo, refirió que el gobierno de Puebla les recomendó iniciar las obras sin contar con el MIA.

"En su momento, el Gobierno del Estado de Puebla autorizó el inicio de la construcción del Libramiento Elevado, sin considerar la obtención de la MIA", según lo consignó el diario Reforma.

De acuerdo con el proyecto, denominado como “Libramiento elevado de Puebla”, el viaducto tendrá una longitud de 14.29 kilómetros que cruzarán por los municipios de Coronango, Cuautlancingo y Puebla.

El proyecto inicia en el kilómetro 114+310 cercano a la intersección con el distribuidor del Periférico Ecológico y finaliza en el kilómetro 128+600, a la altura del distribuidor del Estadio Cuauhtémoc.

La inversión que la obra requiere es de 10 mil millones de pesos, cantidad de la que las empresas que ganaron la concesión del proyecto, Pinfra y OHL, aportan el 50 por ciento y el resto es erogado por el gobierno federal y por la administración estatal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario