lunes, 22 de junio de 2015

Expropiación

Expropian predio para proyecto ecológico
2015 0622 | Con uso de la fuerza pública, maquinaria pesada y sin notificar a sus propietarios, el gobierno del estado expropió de manera exprés cerca de 4 mil metros de tierras frente al Club de Golf Las Fuentes, en la colonia San Rafael de la capital poblana.

Así se constata con la copia del Periódico Oficial del estado que fue colocado en la entrada del predio, con fecha 19 de junio de los presentes.


Para evitar una confrontación, el gobierno desplegó un fuerte operativo a cargo de un centenar de efectivos, representantes del Departamento de Muebles e Inmuebles de la Secretaría de Finanzas, de la Secretaría General de Gobierno (SGG), del Instituto Registral y Catastral, y de la Secretaría de Seguridad Pública, que sorprendió a los habitantes.

Por utilidad pública, personal de la Secretaría de Finanzas dio a conocer en el momento a los moradores que en el lugar se desarrollará un proyecto ecológico, y por lo tanto tenían que desalojar. Esto ocurrió alrededor de las 13:15 horas del viernes, y para el sábado no había casa en pie. No les dio tiempo ni de indagar.

Las cuatro construcciones que se encontraban en el polígono expropiado, además de un negocio de estacionamiento público, fueron derrumbadas por retroexcavadoras. De frente solo conservaron la fachada.

En el lugar se colocaron sendos letreros con la leyenda: “Propiedad del gobierno del estado”, entre reclamos de los agraviados de iniciar un juicio legal en contra de la administración de Rafael Moreno Valle Rosas.

Durante el ajetreo, se constató que a los comerciantes apenas les dio tiempo de resguardar su mercancía, mientras del interior del estacionamiento se sacaron maderas que fueron trasladadas en un tráiler a un local comercial que se ubica enfrente, junto al centro comercial Bodega Aurrerá.

De las cuatro viviendas, solo una se encontraba habitada por una familia que rentaba el lugar; el resto eran una miscelánea, una taquería y una papelería y centro de copia.

Estos negocios daban servicio a las oficinas del Ministerio Público Norte que se encuentra en medio de los predios expropiados, además de la escuela primaria “Esteban de Antuñano”.

Desde hace más de dos meses, entre los vecinos de las colonias San Rafael y Luz Obrera corrió la versión que la zona sería comprada para dos posibles proyectos: el primero tiene que ver con la ampliación de la vialidad Esteban de Antuñano hacia la autopista México–Puebla.

Y el segundo, se relaciona con la posible construcción de un hotel y centro comercial, como parte de un proyecto de remodelación de toda la zona norte de Puebla.

El temor de los colonos es que derivado de las expropiaciones, en el próximo periodo de vacaciones escolares, la primaria también sea derrumbada.

Una de las madres de familia solicitó a la SEP que informe sobre el caso, a fin de acabar con la incertidumbre de cientos de familias.

“Estamos preocupados porque nuestros hijos se puedan quedar sin escuela, porque no existe una primaria cercana; además esto implicaría más gastos en el traslado y todo los trámites que conlleva”, declaró Verónica Lazos, quien cuenta con dos hijos estudiando cuarto y quinto grado respectivamente.

El terreno confiscado está situado a un costado de la ex fábrica La Constancia Mexicana, y a escasos 200 metros de una de las residencias del mandatario poblano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario