jueves, 11 de junio de 2015

El Bronco

Raymundo Riva Palacio/Estrictamente Personal/El Financiero.
Apoyó Moreno Valle al Bronco
2015 0611 | Las batallas ocultas, pero enconadas en las elecciones intermedias de este domingo, fueron de cuello blanco. La ejercieron los gobernadores, que en las semanas previas a las elecciones desplegaron sus recursos y operadores para conseguir sus objetivos.
En las vísperas, en aquellos puntos donde pensaron podrían perder, utilizaron todo tipo de artimañas para desacreditar adversarios o judicializar el proceso. Los resultados fueron mixtos, y aunque hubo maquinarias políticas de gobernadores muy activos que tuvieron éxito, no se reflejó, paradójicamente, en sus estados.

La operación más importante la reveló el viernes el gobernador José Calzada, de Querétaro, quien escribió en Twitter: “El respeto al estado ajeno es la paz”. Al término arrobó a Guillermo Padrés, el gobernador de Sonora. El parafraseo de Benito Juárez fue una advertencia a su colega Padrés, quien desplegó operadores políticos para ayudar en la campaña de Francisco Domínguez para la gubernatura. Calzada buscó evitar al máximo el apoyo. En la víspera de la elección ordenó la detención de Francisco Bueno Ayup, coordinador de capacitación de representantes de casilla y defensa del voto del PAN en el estado, después de sostener una reunión con militantes en San Juan del Río.

Bueno Ayup fue director general de Bebidas Alcohólicas del gobierno de Sonora, y cuando fue utilizado como pretexto para comenzar a hablar de la corrupción en la gestión de Padrés, su mentor y protector lo removió de la administración. En esta elección Padrés, uno de los mejores operadores electorales del PAN, y autor de las victorias en Baja California Sur, lo envió a operar en Querétaro. Padrés, que perdió Sonora, ganó en Querétaro, aunque no fue el único gobernador panista metido en esa elección.

Calzada podría haber arrobado también al gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, que sumó fuerzas con dineros y operadores para sacar la elección de Domínguez, en una reunificación de los viejos aliados del protector del candidato, el finado Juan Camilo Mouriño. El gobernador de Puebla extendió sus tentáculos. Intervino con apoyo financiero en la campaña de Jaime Rodríguez, El Bronco, en Nuevo León, luego que su candidata, Margarita Arellanes, fue desplazada por el presidente del PAN, Gustavo Madero, de la candidatura.

Los panistas se enfrentaron en Nuevo León, luego de que un aliado de Moreno Valle, el senador poblano Javier Lozano, pidió abiertamente al candidato del PAN, Felipe de Jesús Cantú, que declinara a favor de El Bronco. Cantú perdió y El Bronco ya es historia. Padrés y Moreno Valle son los panistas más activos, pero no los únicos gobernadores en acción.

Calzada tenía como encargo ayudar en la campaña del candidato del PRI al gobierno de San Luis Potosí, pero la dificultad que enfrentó su candidato en Querétaro, le impidió mover recursos a otro estado. Pero quien sí utilizó sus recursos políticos fue su colega priista, Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, quien lanzó una cruzada desesperada para descarrilar a los candidatos del PAN e impedir que recuperaran el cinturón azul al poniente de la zona la ciudad de México, y le arrebatara, Ecatepec, su tierra adoptiva, y el municipio de mayor peso electoral en el país.

El gobernador Ávila no podía dar malos resultados al presidente Enrique Peña Nieto, ni fracasar en la estación intermedia de sus aspiraciones presidenciales en 2018. Por eso, en los últimos días arremetió contra varios candidatos panistas a presidencias municipales. En Ecatepec hubo una embestida de una veintena de espectaculares en contra del aspirante a alcalde Joel Santana, donde aparecía semidesnudo con varias mujeres. No se sabe oficialmente quién pagó o colocó los espectaculares, que se convirtieron en un vehículo de difamación política con orígenes disfrazados para que no se siguiera la pista al PRI o al gobierno mexiquense. Ahí, ganó el PRI.

La misma técnica de espectaculares se aplicó a Enrique Vargas, candidato a presidente municipal de Huixquilucan, el municipio del llamado grupo de los Golden Boys, de donde salió el presidente Peña Nieto, donde apareció su fotografía con cuernos en la cabeza. Quien hizo el juego fue la calderonista cristiana Rosi Orozco, una activista contra la trata, que presentó una demanda en su contra por un tema de violencia intrafamiliar cuatro días antes de la elección, aunque el tema se ventiló públicamente hace una década.

No pudieron finalmente con Vargas, que le quitó Huixquilucan a los Golden Boys. En Atizapán, manos opacas plantaron el viernes en la prensa una investigación de la procuraduría estatal en contra de Gonzalo Alarcón, por un presunto desvío de 50 millones de pesos. Alarcón fue alcalde de Atizapán en la administración 2006-2009, y su caso se denunció en 2008 y se investigó en 2010. El PAN, de cualquier forma, ganó la alcaldía. Naucalpan, fue otro terreno de contienda ruda.

Un excandidato independiente, Allan Christian Meza, denunció el 3 de junio al candidato del PAN a la alcaldía, Enrique Olvera, de enriquecimiento inexplicable y recursos de procedencia oscura, luego de que, dijo, descubrió en Internet fotografías de su casa y una boleta de catastro –que no están normalmente en la red–, mediante lo cual hizo un avalúo comercial y determinó que la propiedad vale 45 millones de pesos. Al día siguiente, se tapizó Naucalpan con fotografías aéreas de la casa de marras. Inútil, Olvera también ganó la alcaldía.

Los gobernadores operaron abiertamente y se podría alegar que incurrieron algunos en delitos de cuello blanco. Éstos no se ven, no se castigan. Quedarán impunes, como tantas otras violaciones electorales este 7 de junio.

Twitter: @rivapa


Poderes fácticos tras el Bronco
l candidato expriista que ganó como independiente en Nuevo León, Jaime Rodríguez El Bronco, entendió que la independencia fue en la campaña pero que gobernará una estructura de poder representada por partidos en el congreso local y por las autoridades federales.

De ahí que el secreto de El Bronco radica en su alianza con un sector del panismo representado por Fernando Elizondo, el ya ex gobernador interino panista y derrotado candidato panista a la gubernatura en el 2009. Como el PAN lo hizo a un lado en la competencia de este año, Elizondo logró la franquicia de Movimiento Ciudadano; y cuando se percató que su votación sería menor al 3 por ciento, entonces se alió a El Bronco.

En este sentido, El Bronco gobernará con dependencias de estructuras ya conocidas. Por lo pronto habrá que registrar cuando menos tres dependencias del ganador en las elecciones a gobernador de Nuevo León que pudieran reducir su independencia.

1.- El Bronco fue impulsado a la gubernatura por la sociedad política poco conocida --que no secreta-- de los diez empresarios más importantes de Nuevo León: Alfa, Cemex, Cydsa, Deacero, Femsa, Frisa, Proeza, Vitro, Xignus y Ternium. A lo largo de decenios, esa élite nunca pudo hacerse del control del gobierno estatal; los priistas que gobernaron la entidad se entendieron con los ricos pero no respondieron a sus intereses. En este sentido, El Bronco sería el primer gobernador impuesto con el apoyo del Grupo de los Diez. Por tanto, El Bronco no fue candidato independiente; si acaso, careció de partido; pero en los hechos es dependiente de la élite empresarial de los apellidos ilustres.

2.- A la horas de gobernar, El Bronco echará mano del panismo irritado contra la dirección de Gustavo Madero y ya controlado por Elizondo. Para gobernar un estado como Nuevo León, El Bronco necesitará alrededor de cinco mil nuevos funcionarios. El panismo que quedó marginado por la imposición de Felipe de Jesús Cantú encontrará refugio en El bronco vía Elizondo.

3.- En los hechos, El Bronco careció de estructura partidista pero contó con una estructura de poder que como los empresarios siempre quiso poner gobernador: el periódico El Norte de la familia Junco. La revelación de todo el cochinero de corrupción del gobernador Rodrigo Medina fue articulada por El Norte en Nuevo León y Reforma en el DF y la convirtió en viral de la campaña. En este sentido, El Bronco dependerá de las voluntades de El Norte.

La alianza de expanistas y panistas resentidos, el Grupo de los Diez mas ricos de los Diez my panistas resentidos, resarios siempre quiso Leo logrex gobernador interiuno pes.

Más ricos de Monterrey y el poderío político y económico de El Norte van a dominar la capacidad de gobierno del ranchero de los caballos y la configuración del gabinete demostrará los temores de que los independientes en el sistema electoral suelen terminar dominados por grupos de interés más poderosos que los de los políticos.

En todo caso, El Bronco exhibió la debacle en el funcionamiento tradicionalista y oligárquico de los partidos: la candidata priísta Ivonne Álvarez fue imposición del gobernador Medina y del senador Emilio Gamboa Patrón sin atender a la dinámica de las figuras alternas y el candidato panista Cantú desplazó a la alcaldesa Margarita Arellanes que dominaba las encuestas pero que no respondía a los intereses del dirigente Gustavo Madero. Los votos que PAN y PRI perdieron en el 2015 con respecto a la elección de gobernador del 2009 aportaron casi el 80 por ciento de los votos de El Bronco.

En este escenario, El Bronco no hizo más que reproducir el modelo Vicente Fox. Sólo que con el hecho adicional de que se metieron grupos de interés y de poder que obligarán al nuevo gobernador independiente a depender del apoyo de esas estructuras. Lo grave es que la sociedad irritada contra el PAN y contra el PRI cayó en el garlito de la supuesta independencia de El Bronco. Pero más temprano que tarde, El Bronco gobernará no para la gente sino para el Grupo de los Diez, el PAN local antimaderista y El Norte.

Famosas últimas palabras

Es pregunta: ¿Será cierto que el gobernador regiomontano saliente Rodrigo Medina y su papá están no preocupados sino lo que le sigue porque El Bronco llegará con la espada de la venganza?

La crisis que viene: Pospuesta la atención en el tema por las elecciones, ahora vienen decisiones de fondo en materia de tipo de cambio. No se trata de deslizamientos especulativos, sino que el dólar ha subido por decisión de una devaluación disfrazada que tendrá efectos inflacionarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario