lunes, 25 de mayo de 2015

Partidos

Siguen renuncias en Movimiento Ciudadano

  • Cacicazgo agobiante, imposición y ambiciones personales la causa.

20145 0525 | Victoria, Tamaulipas.- Un ambiente de abandono se vive hacia el interior del Partido Movimiento Ciudadano, que a nivel nacional a perdido figuras relevantes y representativas en las entidades federativas en las cuales participa, en donde el cacicazgo agobiante, la imposición de candidaturas y las ambiciones personales impuestas por su dirigente Dante Delgado Rannauro, son la principal causa, así lo publican diversas ediciones locales que reproducen entrevistas con ex militantes del partido naranja.


El inesperado crecimiento y el trabajo de una década de cientos de militantes y candidatos que aportaron su capital político para hacer partido, se han visto traicionados por las ambiciones personales de un líder que se aferra al poder e impone su voluntad trasnochada de su carácter mesiánico, afirman los quejosos.

Tras la pérdida de Layda Sansores San Román, quien había logrado la Senaduría Plurinominal por el Partido Naranja, abandonó a Dante Delgado en sus ambiciones personales para incorporarse como candidata al Gobierno de Campeche por MORENA. Recientemente otra de las pérdidas mas dolorosas para el partido es la renuncia a estas siglas del vice coordinador de la fracción parlamentaria ciudadana en la Cámara de Diputados, Ricardo Monreal Ávila y Ricardo Mejía Berdeja.

Monreal, es ex gobernador de Zacatecas y una figura que se proyectaba para ser candidato presidencial en la contienda del 2018, encabeza una descomunal desbandada. Por su parte Mejía Berdeja, se había caracterizado por su combatividad y entrega en el ejercicio de su función como vice coordinador de los diputados ciudadanos y al salir, deja en la orfandad a los legisladores novatos, recomendados y amigos de Dante a quien les otorgó las candidaturas plurinominales.

Otra renuncia que cala hondo en el ánimo de los militantes del partido del águila real, es la de la diputada federal y ex Secretaria de Acuerdos del Ejecutivo Nacional, Zuleima Huidobro, que tampoco estuvo de acuerdo con los manejos y las poses histriónicas y megalómanas del dirigente.

El desfonde no termina allí, el ex líder nacional y actual Presidente Municipal de Acapulco, Luis Walton, y pre candidato natural a la gubernatura de Guerrero, acaba de deslindarse de Delegado Rannauro y con ello del partido, cansado de las anormalidades administrativas.

Lo más reciente en el cuadro de novedades de renuncias está por confirmarse en el estado de Tamaulipas, donde por órdenes del presidente nacional se ha iniciado una supuesta reestructura estatal con la elección de delegados, misma para la que no se presentó ningún tipo de convocatoria y se realizan asambleas simuladas, como las de Rio Bravo, Matamoros, Nuevo Laredo y Reynosa, sin avisarle a nadie, por ello cuando esta misma acción pretendió realizarse en el sur de la entidad se produjeron este fin de semana, graves reacciones de inconformidad que llegaron a la suspensión de las asambleas como en Altamira y Madero, mientras que en Tampico, el repudio contra este tipo de acciones arbitrarias, produjo enfrentamientos a golpes y ruptura de papelería oficial del partido naranja.

Toda esta serie de situaciones confirman el rompimiento y enojo que hay entre la militancia de Tamaulipas y Dante Delgado, secundado aquí por otro personaje no menos turbado que Gustavo Cárdenas, quien militaba en el Partido Acción Nacional.

Reelección de Dante en la dirigencia nacional
Ejerciendo el control absoluto de los órganos de elección y dirección del partido, Dante Delgado Rannauro fue reelecto dirigente nacional con el voto de un consejo amañado y acorde a sus intereses, denunciaron los quejosos y que terminaron de militar en el partido naranja para sumarse a MORENA.

La renuncia de Monreal
Sin senadores desde marzo del 2014, cuando lo abandonó su única representante, la campechana Layda Sansores San Román, el partido de Movimiento Ciudadano, que encabeza el veracruzano Dante Delgado Rannauro desde su fundación del 31 de julio de 2011 -antes como Convergencia por la Democracia-, se quedó sin un real peso político en la Cámara de Diputados.

Ello, como consecuencia del reciente surgimiento de la fracción parlamentaria del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), que fundó el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador y que tendrá como representante en la Cámara “baja” al ex gobernador zacatecano Ricardo Monreal Ávila.

Inicialmente con 20 representantes y considerado uno de los verdaderos opositores, por encima del PRD y PRD, Movimiento Ciudadano sufrió la separación de nueve diputados federales que, sumados a los cuatro del PT y dos del PRD que también desertaron de sus bancadas, convirtieron a Morena en la quinta fuerza política de la Cámara, por encima del propio Movimiento Ciudadano, PT y Nueva Alianza.

Así, sólo está por debajo del PRI, PAN, PRD y Verde, en este orden, aunque, ante la evidente calidad de éste último como “satélite” del primero, en realidad Morena fungirá realmente como cuarta fuerza en la Cámara, ante un Movimiento Ciudadano que se quedó sin Monreal Avila, Aída Fabiola Valencia Ramírez, Rodrigo Chávez Contreras, Lorena Méndez Denis, Juan Luis Martínez Martínez, Gerardo Villanueva Albarrán, Luisa María Alcalde Luján, María Fernanda Romero Lozano y Alfonso Durazo Montaño.

Los demás integrantes de Morena serán Andrés Eloy Cantú y Delfina Elizabeth Guzmán Días (antes del PRD), y Manuel Rafael Huerta Ladrón de Guevara, Loretta Ortiz Ahlf, José Arturo López Cándido y Jaime Bonilla Valdez (PT)

Como se sabe, la senadora Layda Sansores anunció desde el año anterior que dejaría de formar parte de Movimiento Ciudadano y que desde el 31 de marzo se integraría a la bancada del Partido del Trabajo, con lo que desapareció la representación de aquel partido en la Cámara “alta”.

Recordada por su polémica declaración, en el sentido de que “vayan y privaticen a la…”, la campechana fue “destapada” en ese entonces por López Obrador como su más viable candidata a la gubernatura de esa entidad, a lo que ella dijo que sería un honor y que estaba lista para contender por tercera ocasión por la gubernatura de su Estado.

Con la renuncia de Monreal Avila a Movimiento Ciudadano, el único beneficiado fue Juan Ignacio Samperio Montaño, quien se convirtió en el nuevo coordinador de esa bancada como diputado de representación proporcional por el Estado de México, donde ha fungido como presidente de la Comisión Ejecutiva de Convergencia y del Comité Directivo Estatal de éste entre 2002 y 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario