jueves, 3 de julio de 2014

La SCJN limita el rechazo de deducciones

  • Receptores de facturas deben revisar si estas cumplen con los requisitos fiscales, pero no si el emisor está al corriente de sus obligaciones tributarias.
  • La SCJN consideró que este documento es el que permite constatar o no la existencia de un delito.
  • El SAT no podrá rechazar la deducción o acreditamiento por gastos amparados con comprobantes fiscales emitidos por contribuyentes que estén como no localizados, así lo determinó la Primera Sala de la SCJN en una tesis publicada en abril pasado.

2014-07-03 | La Corte señaló que no existe ninguna disposición que obligue a quien recibe un comprobante fiscal a verificar si el emisor presentó el aviso de cambio de domicilio.

De acuerdo con el tercer párrafo del artículo 29 del CFF vigente en 2009, quien recibe el comprobante solo tiene obligación de verificar que aparezcan correctamente en ese documento el nombre, razón social y la clave de RFC del emisor, junto con los datos que prevé el artículo 29-A del citado ordenamiento.

Es decir, el contribuyente únicamente está obligado a verificar que esos datos estén impresos en el documento, pero no a comprobar el cumplimiento de los deberes fiscales a cargo del emisor, pues su obligación se limita a revisar la información comprendida en el comprobante. 

Por lo tanto, no puede limitarse la validez de este documento por una cuestión ajena al mismo, como lo es la no presentación de aviso de cambio de domicilio por parte de quien lo expide. 

Esto no implica que el tener el documento sea suficiente para considerar el gasto como deducible o acreditable, sino que para su procedencia deben demostrarse los demás requisitos exigidos por la ley fiscal:

ser un gasto estrictamente indispensable para la obtención del ingreso
que la operación tenga un soporte real
que efectivamente se haya erogado (para el caso del acreditamiento del IVA) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario