domingo, 5 de mayo de 2013

Aniversario de la Batalla de Puebla



Presidente de la República asiste a eventos del 151 Aniversario de la Batalla de Puebla
2013-05-05 | Esta mañana estuve en Puebla, mismo lugar en donde hace 151 años, sucedió uno de los episodios más memorables y valerosos de nuestra historia nacional: la Batalla de Puebla; ejemplo permanente y gran inspiración para afrontar los retos de nuestro tiempo.

Además, me permití dirigirme a los jóvenes soldados del Servicio Militar en su Protesta de Bandera y recordarles que su juramento es un compromiso permanente con México y que con ellos se mantiene vivo el espíritu de lucha de los héroes del 5 de mayo.
Hace siglo y medio, los mexicanos se unieron sin importar su lugar de origen ni su ideología política para combatir a los invasores; con unidad y compromiso permitieron triunfar al Ejercito de Oriente aquí en Puebla, los mismos valores que alentaremos en todo momento para que sociedad y gobierno Movamos a México.
En este México de hoy dejemos que la historia nos inspire y nos motive para asumir la responsabilidad que nos corresponde. Estamos listos para despuntar y acelerar el desarrollo de nuestro país. Lograr que así sea, está en nuestras manos.
¡Que viva el General Ignacio Zaragoza! ¡Que viva Puebla! y ¡Que viva México!

El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que con unidad y compromiso las principales fuerzas políticas y el Gobierno de la República seguirán impulsando las reformas transformadoras que necesita el país.

Durante su discurso en la ceremonia conmemorativa al 151 Aniversario de la Batalla de Puebla, el primer mandatario de la nación presumió que el mundo reconoce hoy está surgiendo un México nuevo que deja atrás los obstáculos, por lo que llamó a aprovechar esta oportunidad.

Luego de reseñar la escena histórica de 1862, cuando fuerzas mexicanas apoyadas por los indígenas zacapoaxtlas derrotaron al ejército francés considerado el mejor del mundo, Peña Nieto partió de este pasaje para exaltar la voluntad nacional y mencionar que con este espíritu debemos afrontar los acontecimientos y buscar la justicia y la paz.

Ante integrantes de su gabinete, encabezados por el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, y en tropas del Heroico Colegio Militar, el titular del Ejecutivo Federal puso énfasis en que México está listo para despuntar y acelerar su desarrollo, por lo que señaló que lograr esto está en nuestras manos.

Frente al Mausoleo al general Ignacio Zaragoza, Peña Nieto leyendo puntual su discurso, hizo hincapié en que un México del siglo XXI, es un México que se libera de las ataduras que le impedían crecer a su verdadero potencial.

Posteriormente, el presidente de México tomó protesta a soldados del Servicio Militar Nacional clase 1994 y mujeres voluntarias, a quienes les pidió como en el pasado defender a México, sin embargo, en el momento en que Peña Nieto se encontraba en frente a los jóvenes, una mujer voluntaria se desmayó por lo que tuvieron que sacarla de las filas y atenderla a un costado del evento.

Asiste el Presidente Peña Nieto al 151 Aniversario

El 151 Aniversario de la Batalla de Puebla de 1862 se vivió en la Angelópolis entre la visita del Presidente de República, Enrique Peña Nieto, un fuerte dispositivo de seguridad en los Fuertes de Loreto y Guadalupe, en el que los partidos políticos aprovecharon el momento para promocionarse.

Poco antes de las 10:00 horas, Peña Nieto arribó a los Fuertes de Loreto y Guadalupe en un convoy de camionetas negras con banderas nacionales. La conmemoración de la Batalla de Puebla comenzó con la ceremonia de jura de los conscriptos del Servicio Militar Nacional, durante la cual el ejecutivo llamó a la unidad y al compromiso para que sean impulsadas las reformas transformadoras “que el país necesita y demanda”.

Mientras el presidente pedía a los mexicanos “Mover a México”, en el bulevar 5 de Mayo los partidos políticos Acción Nacional, Compromiso por Puebla y Nueva Alianza distribuían sus sombrillas para promocionar su imagen institucional, recordando la campaña de 2010 en la que la entonces la Coalición Compromiso por Puebla –que llevó al gobierno al actual mandatario, Rafael Moreno Valle- aprovechó el desfile para promoverse.

A las 10:40 horas, el presidente de México dejó el mausoleo al General Ignacio Zaragoza acompañado por su convoy. Desde su camioneta saludaba a los presentes. Hubo quienes pensaron que el mandatario no se quedaría al desfile. Casi media hora más tarde, Peña Nieto regresó, nuevamente entre el convoy de camionetas.

A las 11:10, el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas autorizó el inicio del desfile, compuesto por más de 12 mil 700 personas, de los que más de cinco mil eran militares.

Aplausos para los militares

Acompañados por las aviones de la Fuerza Aérea que cruzaban el cielo, primero desfilaron los militares, que fueron recibidos con aplausos de los presentes, y luego tocó el turno a grupos civiles compuestos por 7 mil 274 personas, entre alumnos, maestros, actores, bailarines,  representantes de los grupos étnicos, técnicos y personal de apoyo.

Entre los grupos civiles aparecieron 27 carros alegóricos, entre ellos, imágenes de Jesús y de la Virgen María, una actriz representando a la Virgen de la Soledad y actores participando como sacerdotes.

En la parada cívica-militar también aparecieron carros alegóricos alusivos al nacimiento del maíz, a la Biblioteca Palafoxiana donde apareció Juan de Palafox y Mendoza, a los juegos de Cantona, a la pirámide de Cholula y templos de Puebla.

Uno de los carros alegóricos que más llamó la atención de los presentes fue el dedicado al Ejército de Oriente y al general Ignacio Zaragoza.

Durante el desfile participan más de 30 escuelas, centros escolares e instituciones de educación superior.

El desfile tuvo una duración de una hora con 36 minutos y al final, el Ejército Mexicano reportó que se realizó sin ningún contratiempo.

Más de 12 mil personas participaron en el desfile del 5 de Mayo

Militares, estudiantes, cuerpos de rescate, charros y hasta imágenes religiosas formaron parte del desfile cívico-militar conmemorativo del 151 Aniversario de la Batalla de Puebla.

Por segundo año consecutivo, el desfile se llevó a cabo en la zona de los fuertes de Loreto y Guadalupe, aunque en esta ocasión el contingente sí circuló por el bulevar 5 de Mayo mientras que las autoridades federales, estatales y municipales se mantuvieron en la parte alta del cerro, lejos de la población que, desde las primeras horas de este domingo, se dio cita para alcanzar los mejores lugares y ver a los marchantes.

El invitado de honor para el desfile fue el presidente Enrique Peña Nieto, quien en dos ocasiones se paseó en su vehículo oficial para saludar a los asistentes que se encontraban en las gradas que fueron instaladas en las inmediaciones del Mausoleo de Ignacio Zaragoza, sin saber que en estos lugares sólo había funcionarios, diputados, alcaldes, periodistas y algunos invitados, mientras que el público en general se encontraba 600 metros más abajo.

En el templete central se encontraban poco más de 40 miembros del gabinete de Peña Nieto, quienes tuvieron prácticamente un desfile propio, pues la música de los contingentes, así como los bailes y escaramuzas, se apagaban una vez que pasaban por esta parte.

A la par de las más de 12 mil 700 personas que participaron en el desfile, surcaron el cielo aeronaves el de la Secretaría de Defensa Nacional para engalanar la zona de Los Fuertes, pero no hicieron lo mismo en la parte baja, donde los poblanos seguían a la espera de este espectáculo tradicional, resguardados bajo sombrillas que portaban los logotipos y colores de Compromiso por Puebla, Partido Nueva Alianza y Acción Nacional.

De los 25 carros alegóricos que formaron parte del contingente, uno de los más elaborados fue una representación de Ignacio Zaragoza, hecha con bloques metálicos y robotizado, que pareciera cabalgar en el aire.

Otros más hacían alusión a la biblioteca Palafoxiana, a la llegada de los franceses en sus balsas, el sitio de Puebla, e incluso al escritor Víctor Hugo, quien fuera uno de los pensadores que apoyó el movimiento de México en contra de la intervención de Francia.

Uno de los contingentes, incluso, hizo una representación de la procesión del silencio como parte de las tradiciones de Puebla, quienes fueron seguidos por un grupo de huehues que danzaron frente a los espectadores.

Si bien en años anteriores los encargados de cerrar la marcha eran los estudiantes del Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec, para esta edición la banda “Los Aguiluchos” participó como un contingente más, mientras que fueron las bastoneras del Centro Escolar José María Morelos las que con sus banderas de colores marcaron el final del desfile.

En este sentido, cabe recordar que fue hasta hace una semana cuando se definió que los estudiantes del CENHCH sí participarían en el desfile, pues los alumnos se rehusaban a marchar en protesta al proyecto de la instalación de la rueda de observación del gobierno del estado al interior de su plantel educativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario