martes, 26 de febrero de 2013

Olintla

Rechazan hidroeléctrica
2013-01-27 | Olintla, Pue.- Los pobladores de la comunidad de Ignacio Zaragoza, en Olintla, protestaron en contra de la construcción de una hidroeléctrica del Grupo México, apoyados por un grupo de ambientalistas y defensores de los derechos humanos, quienes fueron privados de su libertad en esa comunidad por unos 50 habitantes que se han manifestado a favor del proyecto.
Dificultaron el acceso de las autoridad con piedras y palos que bloquearon el camino que conduce a la cabecera municipal.

Los hechos se suscitaron alrededor de las 18:00 horas de este sábado cuando habían concluido, sin incidentes mayores, dos asambleas realizadas en Zaragoza, donde desde hace casi 60 días, los indígenas totonacos que la habitan se plantaron frente a una retroexcavadora con la que la empresa minera quiere abrir un camino hacia el río Ajajalpan, cuyas aguas usarán para generar electricidad.

Entre las personas retenidas están integrantes de la Tosepan Titataniske, la Universidad de la Tierra, el Cesder y miembros de la pastoral indígena de la Sierra Norte entre otros, a quienes les han exigido firmar un compromiso de “no regresar a la población e identificarse con sus credenciales de elector para dejarlos salir de Zaragoza”.

En el lugar se encuentran elementos de  las  policías municipal  y Estatal Preventiva, dos funcionarios de la Secretaría General de Gobierno y un empleado de la Secretaría de Economía del estado, así como el alcalde Héctor Arroyo Bonilla, quienes hasta el momento no han intervenido en el conflicto.

Por su parte, la Unión de Defensores de los Derechos Humanos de la Sierra Norte de Puebla pidió al gobernador del estado garantice la integridad física y mental de los pobladores de la comunidad de Ignacio Zaragoza en Olintla y de los activistas de diversas organizaciones que están privados de su libertad y de su derecho constitucional al libre tránsito y manifestación.

Cabe destacar que desde el 22 de enero, el Consejo Tiyat Tlali solicitó al gobierno estatal su intervención para garantizar la integridad física, psicológica y moral de las personalidades del ámbito académico y organizaciones sociales que acompañan a los habitantes de la comunidad de Olintla que se oponen a la hidroeléctrica.

Denuncian hostigamiento
2012-02-26 | Actualización.- Habitantes del municipio de Olintla denunciaron que desde que detuvieron la maquinaria para impedir la instalación de una planta hidroeléctrica de Grupo México aumentaron las amenazas y el hostigamiento hacia las mujeres y los niños por parte de trabajadores de la empresa y personal de la presidencia municipal.

En conferencia de medios, Miguel Sánchez, poblador de esa localidad, explicó que los maestros de ese municipio están utilizando las horas de trabajo para convencer a los padres de familia, a través de los alumnos, acerca de que esta hidroeléctrica sí representa un beneficio para el municipio, ya que generará 500 empleos hasta por 10 años.

"Les dicen (a los niños) que convenzan a sus padres que va a ser de beneficio para ellos y que va a haber mucho trabajo, unos dicen que va a haber 10 años de trabajo, otros dicen que cinco, pero no nos dan ninguna información acerca de los daños que nos van a causar", expresó.

Los habitantes de Olintla exigieron a las autoridades estatales y municipales brindarles información que ellos puedan entender, pues comentaron que el 99 por ciento de la población habla totonaco. Afirmó que las autoridades y los políticos sólo los toman en cuenta en tiempos electorales.

Miguel Sánchez rechazó de manera tajante que las personas que se están oponiendo a la instalación de la hidroeléctrica sean personas externas a la comunidad, como lo dijo el titular de la Secotrade, Pablo Rodríguez Regordosa.

"Los aquí presentes venimos como representantes de las comunidades de Ignacio Zaragoza, Chipahuatlán y la cabecera municipal de Olintla, fuimos designados por nuestros propios pueblos inconformes ante la pretendida imposición del proyecto hidroeléctrico que la empresa Grupo México quiere construir en el municipio", dijo.

Afirmó que la hidroeléctrica de Olintla no es un caso aislado, dado que es uno de los cinco proyectos hidroeléctricos que empresas privadas pretenden desarrollar en la sierra norte para generar electricidad que será vendida a la Comisión Federal de Electricidad para beneficio de sus negocios y que junto con concesiones mineras entregadas a grandes empresas nacionales y extranjeras son una grave amenaza para los pobladores de este municipio.

Comentó que los habitantes siguen en plantón para impedir que Grupo México logre su cometido de instalar la hidroeléctrica.

Hizo responsables a Grupo México y sus representantes que han llegado a Olintla y a la presidencia municipal de la integridad física, psicológica y moral de los habitantes que exigen sus derechos.

En ese sentido, llamó al Gobierno del Estado a una audiencia pública para que sea a través del diálogo político como se resuelvan estos conflictos sociales y que no sea pretexto de violaciones a derechos humanos y constitucionales.

"Hacemos un llamado a la sociedad poblana y al pueblo de México, a su solidaridad para evitar un ecocidio y desplazamiento involuntario o forzado de comunidades de la Sierra Norte y a distender este clima de violencia y hostigamiento en contra de comunidades indígenas totonacas. Nos pronunciamos en contra de todos los proyectos hidroeléctricos, mineros, carreteros, termoeléctricos, gasoductos que se quieren imponer en el país a los pueblos", finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario