jueves, 6 de septiembre de 2012


En Chiapa venden tierra barata para Audi con el fin de apostar al futuro
Fernando Pérez Corona Miércoles 05 Septiembre 2012 - 21 : 41
Hay que preparar a la gente y advertir sobre la plusvalía que adquieren sus bienes inmuebles con la llegada de la fábrica, para evitar que las empresas inmobiliarias aprovechen la ignorancia y la pobreza de los vecinos, coincidieron funcionarios municipales.



San José Chiapa, Pue.- El gobierno estatal compró "baratas" las 80 hectáreas que ocupará Audi para instalar en este municipio su primera planta en América, sobre todo si se toma en cuenta que cada uno de los 278 ejidatarios recibirá entre 33 y 35 mil pesos por la venta de las tierras; sin embargo, los beneficios para el pueblo están en el futuro, con la generación de empleos y el aumento en el ingreso de las familias.

Lo anterior fue expuesto por Humberto Serrano Vélez, presidente del Comisariado Ejidal, quien desconocía, hasta el pasado lunes, el uso final de los terrenos vendidos a razón de 8.50 pesos por metro cuadrado.

El representante campesino sólo tenía información de que servirían para construir un corredor industrial, según datos proporcionado por los representantes de la administración estatal que, desde hace cuatro meses, explicaron parte del proyecto a los agricultores.

En este entonces, refirió que 95 por ciento de los ejidatarios aceptó la oferta gubernamental; empero, estuvo en desacuerdo con el precio: 45 mil pesos por hectárea, por lo que en conjunto tasaron esta extensión en 140 mil, debido a que en la actualidad los terrenos de riego para cultivo tienen valor de entre 120 y 130 mil, en tanto que los de temporal superan los 40 mil pesos.

Al final, después de la negociación, contó que los ejidatarios aceptaron 85 mil pesos por hectárea, precio que prácticamente estaba a la mitad de las ideas de las partes; además, destacó que esta superficie es un llano usado como potrero, para que pasten los animales.



Después de conocer la información proporcionada por Audi en Alemania, más lo que fue expuesto este miércoles en Los Pinos -donde también participó el presidente municipal, José Filogonio Vicente Vargas Torres-, Serrano Vélez reveló que el gobierno estatal sólo ha pagado la mitad del precio acordado, pero confió en que liquidará a tiempo, como está pactado.

Una imagen diferente

San José Chiapa tiene apenas 8 mil habitantes. Las actividades más importantes, después de la agricultura, se desarrollan a pie de carretera, donde la construcción más grande es un motel justo a la entrada del pueblo.

Taxis azules con beige hacen sitio en esta vía terrestre, la cual es ocupada con regularidad por unidades de las líneas Vía. El parque principal tiene bancas de cemento con leyendas que destacan los nombres de los donantes del mobiliario. La única asta bandera revela que en 1975 fue inaugurada esta plaza por el entonces gobernador Alfredo Toxqui Fernández de Lara. El kiosco construido en el centro ha sido habilitado como oficina de cultura, por lo que los cristales de su perímetro están tapizados de propaganda oficial.

Frente a esta manzana con jardines diseñados en forma simétrica está la Presidencia Municipal, donde despacha el "Gobierno de compromisos", con un logotipo similar al del gobierno estatal, cuya modernidad contrasta con el escudo nacional labrado en piedra y pintado de colores que remata al centro el inmueble de una sola planta y pintado de amarillo ocre.

Entre el parque y la alcaldía sólo destaca un templo católico pintado de rojo carmín, cuyas puertas están cerradas casi todo el día, como consecuencia de la poca gente que deambula por la zona y que hace parecer desierta a esta comunidad.

A un costado de la Presidencia, los policías municipales destacan por sus armas largas. A las cinco de la tarde, un camión recolector de basura cambia la escenografía. Vuelve a modificarse cuando llegan las tres patrullas de la corporación preventiva, con el reporte recurrente a sus superiores: sin novedad.

Viva septiembre

El secretario general y el contralor municipal, Óscar de la Sancha Juárez y Gustavo Basilio Juárez, respectivamente, saben que vienen tiempos mejores para Chiapa; empero, coincidieron en la necesidad de apoyar a la población con instituciones de nivel superior que ofrezcan las carreras necesarias para cubrir los más de cuatro mil empleos previstos en Audi, pues de lo contrario, los municipios cercanos, incluso los del estado de Tlaxcala, serán los beneficiados.

Y es que en Chiapa no hay más que un solo plantel de bachillerato, con carretera técnica de Contaduría, por lo que estudiar una licenciatura implica viajar a Acatzingo o Lara Grajales, según los funcionarios, quienes confiaron en obtener el apoyo necesario para conseguir este objetivo, quizá de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

De la Sancha Juárez admitió que la cara de su pueblo va a cambiar en poco tiempo, por lo que es también importante preparar a la gente y advertir sobre la plusvalía que adquieren sus bienes inmuebles tan sólo con la llegada de la fábrica de automóviles, con el fin de evitar que las empresas inmobiliarias aprovechen la ignorancia y la pobreza de los vecinos.

En la actualidad, un terreno de 200 metros cuadrados en la cabecera municipal no cuesta más de 25 mil pesos, de acuerdo con José Erasto Salas Anselmo, un joven dedicado a la agricultura, quien ante el anuncio de Audi, ya piensa en retomar sus estudios para tratar de conseguir empleo en la compañía alemana.

Se gana poco

José Erasto tiene 23 años, estudió bachillerato y desde hace cinco años trabaja en el campo, donde sólo obtienen en cada cosecha 10 mil pesos de ganancia por cada hectárea, por lo que transformarse de campesino a obrero, significaría un cambio importante en su vida.

En contraste, Humberto Márquez no tiene pensado dejar su taxi, pues confía que el crecimiento económico de Chiapa no será exclusivo para los trabajadores de la planta, pues piensa que ellos también necesitarán trasladarse a entidades cercanas, en vez de usar sus vehículos.

El taxista y el campesino llevan al reportero hasta el llano que cobija las 80 hectáreas que ocupará Audi. Es una superficie prácticamente plana, desde donde es posible ver media docena de municipios poblanos y dos haciendas de más de 50 hectáreas, como Ozumba y Roberto Salas.

A menos de un kilómetro de distancia, la cortina de polvo que levantan los vehículos pesados marcan el derecho de vía de la autopista Cuapiaxtla-Cuacnopalan -la cual está en construcción- la arteria terrestre que quizás hizo ganar a Chiapa en la carrera por Audi, una empresa que le dio a este municipio un motivo más para gritar "Viva México" en septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario