Cabeza logo

header ads

Ella se ahorcó en la escalera, sus dos hijos fueron hallados sin vida

4 de agosto de 2008

El exesposo y padre de los occisos, junto con una amiga de la familia, fueron retenidos por el Ministerio Público de Tehuacán para aclarar los hechos ocurridos en el interior de una casa de Rancho Las Flores, ubicado en la ciudad de Tehuacán 

  

Alfonso Ponce de León Salgado

 

Saraí Gómez Palma, una mujer de 22 años de edad, fue encontrada sin vida, suspendida del cuello con un mecate que estaba amarrado a uno de fierros que pasa por debajo de la escalera que da al segundo piso de su casa, ubicada en la unidad habitacional Rancho Las Flores, en la ciudad de Tehuacán, mientras que en una de las recámaras, reposando sobre la cama, fueron encontrados los cuerpos sin vida y en estado de putrefacción de sus dos hijos, de cinco y de tres años de edad.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) no ha proporcionado información alguna para conocer de qué murieron los pequeños José Eduardo y Etna, de apellidos Rodríguez Gómez, lo único que se sabe es que el padre de estos menores, Efrén Rodríguez Sandoval, quedó retenido por el Ministerio Público, así como María Eugenia “N” quien es una amiga de la ahora occisa y quien vivía en esa misma casa.

El sábado el agente del Ministerio Público, Lorenzo de la Cruz Saavedra, se presentó a la casa ubicada en calle Dalia 2102A, donde levantó los cadáveres de la mujer y de sus dos hijos dando instrucciones para que fueran trasladados al anfiteatro del Panteón Municipal para que el médico legista se hiciera cargo de la necropcia correspondiente, para conocer cuáles fueron las causas de la muerte de los tres.

Se dijo que Saraí tenía prendido en sus ropas un recado póstumo que presuntamente está dirigido a María Eugenia, éste decía que debería buscar a Efrén, decirle lo que había pasado y entregarle una segunda carta que llevaba entre sus ropas.

La primera información que al respecto existe es que Efrén llegó a la casa poco después de las 19:00 horas para llevarle dinero a Saraí, que iba destinado para la manutención de sus hijos, ya que estaban separados y fue quien encontró los cuerpos sin vida, luego dios aviso a la Policía municipal, sin detallar cómo pudo entrar a la casa si ya estaba separado de su esposa.

Más tarde se dijo que la joven mujer y sus dos hijos tenían cerca de 24 horas de haber fallecido, razón por la que fue también retenida María Eugenia “N” para que responda dónde se encontraba cuando Saraí y sus dos hijos fallecieron.

Hasta el momento se cree que Saraí mató a sus dos hijos y luego se quitó la vida.

 

 

El hallazgo

Los primeros informes ministeriales refieren que fue Efrén Rodríguez Sandoval quien los encontró muertos, cuando al filo de las 19:00 horas llegó al lugar para entregar el dinero a su exesposa, ahora occisa, destinado a la manutención de los hijos de ambos.

Óscar Reyes Pérez y sus policías auxiliares del grupo Leones recibieron el aviso de voz de Rodríguez Sandoval quien pidió ayuda porque dijo que su esposa había hecho algo indebido.

Personal de la Procuraduría, encabezado por Lorenzo de la Luz Saavedra y peritos en criminalística, llegaron al lugar y durante más de dos horas realizaron las diligencias judiciales del levantamiento de los tres cuerpos.

Los cadáveres de José Eduardo y de su hermana Etna estaban en la planta alta del inmueble, sobre una cama, cubiertos con una cobija y en avanzado estado de putrefacción.

La madre fue localizada abajo de las escaleras con una cuerda alrededor del cuello, que pendía de uno de los escalones.

“Háblale a Efrén y dile que venga, que urge que lea lo que le dejo”, decía una nota póstuma que la mujer tenía adherida a su ropa cerca del pecho y atrás de ésta una carta cuyo contenido se desconoce hasta el momento.

Las autoridades ministeriales afirmaron que los cuerpos de los infantes tenían de tres a cuatro días de muertos, no así el de la madre que se presume apenas tenía poco más de 24 horas de fallecida.

El Ministerio Público dijo no poder establecer hasta el momento si se trató de un suicidio o de un homicidio.

Indicó que el esposo de la occisa y padre de los menores muertos, así como la mujer que vivía en el inmueble, fueron requeridos y presentados ante la Fiscalía para que rindieran su declaración. Dijo que no se podrá emitir un dictamen en tanto no tengan resultados de las pruebas periciales.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios