martes, 1 de abril de 2008

Renunció Rocío Moreno

Ayer presentó su renuncia la subsecretaria de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Rocío Moreno Viveros. Su dimisión llama la atención porque ella deseaba la titularidad de la dependencia y se especuló que si Darío Carmona dejaba su cargo, ella lo ocuparía. Además, los conflictos entre ambos fueron muy notorios, lo que se tradujo en fuertes confrontaciones con los rectores de las universidades de Puebla
Josué Mota Corro/La Jornada de Oriente
De hecho, tiempo atrás, algunos rectores pidieron la destitución de Rocío Moreno debido a su mal desempeño y su falta de colaboración para solucionar algunos problemas que se presentaban en las universidades. Una muestra de esto es que la Comisión Estatal para la Planeación de la Educación Superior (Coepes) nunca llegó a funcionar, y ni siquiera tiene un reglamento.

Se sabe que Darío Carmona suspendió la primera sesión de esta comisión un día antes de que ésta se realizara con el argumento de que el gobernador no asistiría al acto y no tendría sentido que el acto se llevara a cabo.

La confrontación entre los rectores de las universidades y Rocío Moreno se atizó cuando ella se negó a mejorar el sistema de trabajo del Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (Revoe) que fue heredado de la administración de Carlos Alberto Julián y Nacer.

También, en una ocasión, los rectores dialogaron con el entonces secretario de Gobernación, Javier López Zavala, y consiguieron un acuerdo para solucionar problemas relacionados con la instalación de bares cerca de las universidades, entre otras cosas, pero Rocío Moreno se negó a aplicar el acuerdo conseguido.

Esto provocó que se designara a Rodolfo Albique como director de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública con la finalidad de mejorar la relación entre los rectores ya la dependencia estatal.

Una muestra más de la falta de colaboración de Rocío Moreno con la Secretaría de Educación Pública es que la dependencia consiguió recursos adicionales de la Federación para mejorar el funcionamiento de las Normales del estado, pero en esas negociaciones no participó Rocío Moreno, sino que fueron hechas directamente por Darío Carmona y Óscar Emilio Carranza.

Las confrontaciones entre Rocío Moreno no sólo fueron con los rectores universitarios, sino que también al interior de la Secretaría de Educación Pública, pues algunas órdenes que daba el secretario de Educación Pública, Darío Carmona, no eran acatadas por la funcionaria.

Finalmente, ayer Rocío Moreno Viveros renunció a su cargo como la subsecretaria de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública, aunque se desconocen los motivos por los que lo hizo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada